Sociedad
CIENCIA VS. IDEOLOGÍA

¿Qué se hace con un médico que no quiso la vacuna?

Algunas personas ya manifiestan sus dudas acerca del conocimiento del médico que decide no aplicarse la vacuna ¿Vale en ellos la libertad de conciencia?

La situación provocada a raíz del fallecimiento de una médica del Hospital Fernández ha provocado un debate social en el tema salud que aún no llega a trascender en los medios masivos de información pero que permanece bajo esa superficie y provoca grandes dudas entre los ciudadanos cuando se transforman en pacientes, es decir cuando requieren de atención médica. La pregunta que se hace es: "¿Vos te atenderías con un médico o una médica que sabés que no fue vacunado por propia decisión?"

Este fin de semana me hicieron esa consulta, y la verdad no supe que contestar.

TE PUEDE INTERESAR

Lo primero que se me ocurrió fue pensar si la pregunta iba dirigida a saber si me daría temor estar frente (o muy cerca físicamente) de alguien no vacunado que me estuviese auscultando o revisando en cualquier actividad ligada a la salud.

Hasta allí imaginé que con sólo requerirle que utilizara las medidas de bioseguridad archi conocidas me alcanzaría para permitirme ser atendido por un médico sin vacunar.

Pero luego reaccioné a que el fragmento fundamental de la pregunta era "POR PROPIA DECISIÓN".

Es decir, la consulta iba en otra dirección.

Lo que realmente se me estaba inquiriendo era si yo pondría mi salud y mi integridad física en manos de un o una profesional que no se inmunizó por desconfianza en la vacuna de origen rusa.

Y allí mi respuesta sería diferente... quizás.

¿Es un buen médico o un mal médico quien desconfía de una vacuna cuando su experiencia en la materia infectología es nula?

¿Habla mal de su profesionalidad que se deje influenciar por los medios o las opiniones de políticos, en un área que sabe, ellos no dominan?

¿Tiene un profesional de la salud la obligación de creer en autoridades sanitarias superiores a él o ella?

¿Debe confiar en el ANMAT u otro organismo nacional cuyo conocimiento sí esta en el campo de las vacunas?

¿Debo yo desconfiar del conocimiento de un doctor o doctora que resuelve no inmunizarse por temor a que el remedio sea peor que la enfermedad?

La publicación en la revista cientifica The Lancet parece haber sido la fuerza que logró vencer el brazo de la pulseada protagonizada entre los detractores y los defensores de esa vacuna. Pero una publicación no acredita la fiabilidad de una vacuna, solo la difunde.

La ANMAT y el Ministerio de Salud ya habían dado el "ok" para la vacunación mucho antes de esa publicación, sin embargo el director del Hospital Fernández declaró que en aquellos meses, el 20% del personal de ese nosocomio había decidido no hacerlo por no confiar en los resultados de Fase 3 de la vacuna Sputnik V, a pesar que los organismos nacionales sí la habían aprobado.

¿Un médico debería guiarse por The Lancet, la prestigiosa revista inglesa o por el organismo nacional que aprueba alimentos y medicamentos?

Con el diario del lunes por supuesto que mi confianza hacia un médico que pudiendo haberse vacunado no lo hizo por cualquier razón, está dañada y la pregunta sigue retumbando y aún va más allá.

¿Me dejaría atender por alguien de quien sepa que en su momento dudó de la eficacia de esa vacuna, aunque ahora ya sí este inoculado?

No tengo todavía una contestación cien por ciento madurada.

Los médicos, aunque muchas veces los endiosemos, también son seres humanos, y como tales sujetos a las generales de la ley.

Pueden ser influenciables o ignorar ciertos temas, y no por eso dejar de ser excepcionales en el área de la medicina que manejan.

Sin embargo, uno tiende a depositar toda su confianza en el conocimiento superior del profesional. Y enterarse de que se equivocó en semejante grado, al momento de decidir sobre su propia salud y la de aquellos a quienes debe atender, da una sensación de desprotección y parece reflejar cierto problema en la interpretación científica de ese profesional de la salud.

De ahora en adelante ¿será posible que uno le exija al médico (de cualquiera que sea la especialidad) algún certificado de que se haya vacunado, como prueba de su inmunización, y quizás también de su sentido común?

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión