Sociedad
Historias que esperanzan

Es médica y se recuperó de COVID 19: cuando a los profesionales de la salud les toca estar del otro lado

Antonela fue una de las médicas del Hospital Gutierrez de La Plata que formó parte del brote de coronavirus que hubo en abril. Cuenta cómo es atravesar la enfermedad y cómo se vive después de haber tenido coronavirus.

A mediados de abril, un mes después del inicio de la cuarentena en Argentina, hubo un brote de coronavirus en el Hospital Gutiérrez de La Plata y más de diez trabajadores de la salud se enfermaron. Antonela Mascazzini es médica en la maternidad y de un día para otro empezó a sentir mucho dolor de cabeza y perdió el gusto y el olfato.

“Al principio pensaron que tenía dengue”, cuenta, en diálogo con La Cielo FM103.5, y explica que después de haber recibido resultados negativos para esa enfermedad que también golpea fuertemente a la capital bonaerense, se encontró con un hisopado positivo para COVID-19.

TE PUEDE INTERESAR

“Me tocó ser uno de los primeros casos de La Plata”, relata la médica de 27 años que se desempeña en la residencia de tocoginecología y que formó parte del “brote” de coronovirus de ese hospital. “No sabemos de quién nos contagiamos ni cómo”, explica.  

En el Hospital Gutierrez hubo operativos de desinfección después del brote de contagios

 

Los síntomas: "Es como no tener nariz ni boca"

“Yo al principio no entraba como caso sospechoso y  ya tenía Covid, porque nunca tuve fiebre y por eso no me hisopaban”, detalló. Es que la definición de “caso sospechoso” fue mutando. Al principio de la pandemia, había ciertos síntomas que eran considerados compatibles con la enfermedad y los criterios para hacer los hisopados se modificaron con el correr de los meses.

“En Argentina estamos más regidos por la falta de gusto y olfato, es como no tener nariz ni boca. Podés comer cualquier cosa que no te das cuenta si es dulce o salado, podés tomar gaseosa y que te parezca que es soda, es impresionante”, contó Antonela, que estuvo más de un mes aislada, junto a su pareja a quien ella misma contagió el virus.

“Al ser profesional de la salud cuento con más información que la gente promedio, pero más allá de eso, cuando a uno le toca estar del otro lado es una situación completamente diferente. Uno tiene un poco de temor por todo lo que uno sabe, a veces saber mucho se convierte en un problema”, explica.

Los trabajadores de la salud se encuentran ante un escenario por demás complicado frente a la pandemia. Es que se les presenta  una gran preocupación cuando se enteran de que sus hisopados dieron positivos: empiezan a pensar a qué pacientes atendieron y hasta dónde pueden haber hecho circular el virus. Y por otro lado, el miedo que en el caso de Antonela se convirtió en una realidad: contagiar a los seres queridos. 

"En el único momento que vi a mi familia fue cuando venían a traernos comida y hablábamos a través de la ventana cerrada, uno extraña, es difícil estar tan aislados y ni siquiera poder salir a la puerta de su casa", cuenta. “Cuando sos positivo, el aislamiento dura bastante y es realmente no tener contacto con nadie, es estar adentro de tu casa y no poder salir ni al pasillo”, explica la profesional.

 

Volver del coronavirus

Después del brote, la maternidad del Hospital Gutierrez se convirtió en el "área Covid". Los médicos que atienden a los pacientes infectados, trabaja solamente en esa área, con otros equipos de protección personal. Sin embargo, según cuenta la joven, "no hay distinción entre los que tuvimos coronavirus y los que no, nos cuidamos todos por igual".

“Se calcula que dos semanas después de haber empezado con síntomas, uno dejaría de contagiar”, cuenta y explica cómo es el "operativo regreso". "Empiezan los hisopados de control, después de dos hisopados negativos se considera que ya estamos de alta”, remarca.

La médica decide salir a contar su experiencia con el virus que puso al mundo en alerta y se cobró miles de vidas. Durante el aislamiento, detalla, "estas autorizado sólo a movilizarte y salir de tu casa a hacerte el hisopado de control; cuando tenés covid te llaman muchas veces y te ofrecen medios, como que alguien te pase a buscar y te lleve al hospital. Llegás con un turno y te están esperando para hacerte el hisopado".

Es importante el tratamiento con plasma ”, cuenta Antonela, que junto a su pareja decidió convertirse en donante para ayudar a otros pacientes. "Es un tratamiento super efectivo para los pacientes que están graves”.

Antonela habla del miedo que sintió y de cómo está ahora: "No se sabe, hay evidencia de que hubo casos de rebrotes, nosotros por las dudas seguimos tomando todas las medidas de seguridad como si no hubiéramos tenido Covid”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión