Política y Economía
DEL LADO DE LA PATRONAL

Tras los despidos, Mauricio Macri se solidarizó con los dueños de Lácteos Vidal

En medio del conflicto en Lácteos Vidal, tras el despido de casi la mitad de la planta, Mauricio Macri mostró solidaridad ante los "aprietes gremiales"

El ex presidente Mauricio Macri se refirió este viernes al conflicto en Carlos Casares que mantiene la empresa Lácteos Vidal desde mediados de agosto, y mostró "solidaridad" con los dueños de la fábrica ante lo que consideró que son "víctimas de aprietes gremiales".

"Solidaridad con Lácteos Vidal, PyME víctima de aprietes gremiales que ponen en riesgo los puestos de trabajo de aquellos que sí quieren trabajar. Están haciendo un esfuerzo enorme por no fundirse y cerrar. Los acompaño y apoyo frente a las medidas extorsivas. Ya van a terminar", expresó Mauricio Macri.

TE PUEDE INTERESAR

De ese modo, el ex presidente se hizo eco de las denuncias por parte de los dueños de la empresa que a mediados de agosto manifestaron que los trabajadores bloqueaban la planta, impidiendo la producción de la misma.

La denuncia fue difundida por la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA) y refutada por el gremio en conflicto, la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA).

Desde ATILRA manifestaron en esa oportunidad que "se afirma, falsamente, que hemos 'bloqueado' el acceso al establecimiento en Moctezuma, donde nos desempeñamos habitualmente en nuestro trabajo y que hemos ejercido acciones violentas contra bienes y personas".

https://twitter.com/mauriciomacri/status/1573377204779720706

El gremio de lecheros contó a INFOCIELO que la empresa buscó utilizar un video de la época de la pandemia de coronavirus de 2020 para dar cuenta que la fábrica se encontraba paralizada, y por el contrario difundieron otro video en el que se observan camiones entrar y salir de la planta.

En el último mes, el conflicto entre la patronal y los trabajadores escaló al punto que la empresa decidió anteayer enviar telegramas de despido a 26 de los 34 empleados que se encontraban en huelga.

El apoderado de la empresa, Arturo Díaz, quiso dar un punto final al conflicto con los despidos, y manifestó que “la fábrica hoy está a mitad de máquina, una planta de parada y la otra funcionando al 50% de su capacidad. Es difícil, pero hoy contamos con 26 trabajadores que le pusieron el hombro, que nunca dejaron de presentarse al trabajo y por esos trabajadores estamos luchando hoy, por sus familias y queriendo que la fábrica comience a trabajar en su plenitud, con trabajadores nuevos que se vayan tomando y capacitando”.

Sin embargo, desde ATILRA remarcaron que la empresa "no quiere dialogar". "Es un sector que no tiene intenciones de dialogar y de regularizar la situación de los compañeros que fueron constatadas por el ministerio de Trabajo de la Nación sino en las diferentes inspecciones realizadas por la Provincia y en los cuales se les impusieron multas que la empresa tampoco pagó. Intención de diálogo no tienen”, aseguró el titular de ATILRA, Héctor Ríos a este medio.

Además, los trabajadores recordaron que tienen una medida cautelar a su favor que "dictaminó que la medida de huelga de los compañeros corresponde y es legal".

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión