Política y Economía
En Demasiado Humo

¿Eslabón perdido? Aseguran que Alberto Fernández tiene características de Kirchner y de Alfonsín

Así lo consideró el politólogo y especialista en lenguaje no verbal, Mario “Pato” Russo, quien además analizó en detalle el saludo de Mauricio Macri y Cristina Kirchner, “una cosa es lo que vos podes pensar en lo que vas a hacer en un momento, y otra la que te sale con las emociones”, dijo.

El especialista en lenguaje no verbal, Mario “Pato” Russo, analizó en Demasiado Humo el discurso y vestimenta del flamante presidente de la Nación, Alberto Fernández, y el saludo entre Mauricio Macri y Cristina Fernández en la asunción del nuevo gobierno.

TE PUEDE INTERESAR

“Desde la impronta diacrítica, desde el componente de su arreglo personal y su vestimenta, Alberto Fernández, es un ecuaclón de Néstor Kirchner y de Raúl Alfonsín, tiene un tono y un timbre de voz al de Alfonsín, y tiene las particularidades de la vestimenta muy similar a la de Néstor Kirchner, salvo el saco cruzado”, comenzó su análisis.

Asimismo, señaló: “Desde lo discursivo también se acerca mucho a Raúl Alfonsín y tiene características que son propias de los dos. Si vos mezclas a los dos, te sale un Alberto Fernández”.

Por otro lado, Russo analizó lo que fue el saludo del ex mandatario y la actual vicepresidenta. “Cristina por un lado posicionó el centro ventral, lo que se determina por nuestro centro sagital del cuerpo, alejado de Macri, al igual que el rostro y la mirada. Y solamente le dio la mano, y la mano se la dio bien”, dijo.

Y por su parte, “Macri buscó el contacto visual, y la primera expresión que ella desarrolla con su rostro es una micro expresión de ira que se ve solamente en YouTube cuando lo avanzas a 0.25 que causalmente es la misma velocidad que tienen las micro expresiones respecto de segundo, entre 20 y 35 centésima de segundo”.

Además, “Macri avanza un poquito con el índice la línea de la muñeca que es lo que hay que tratar de no hacer”, y continuó: “Ella dio la mano y no le dio nada más, ni el centro ventral, ni la mirada, ni el rostro. Nada. Ella fue despreciativa porque tiene un rechazo que es genuino. Una cosa es lo que vos podes pensar en lo que vas a hacer en un momento, y otra la que te sale con las emociones”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión