Política y Economía
Reclamo nacional

Bomberos voluntarios reclaman fondos atrasados al Gobierno nacional y temen por “cierre de cuarteles”

Varios cuerpos de la Provincia de Buenos Aires se sumaron al “sirenazo” nacional. Denuncian que les deben unos 800 millones y que les quieren reducir sus ingresos en un 40 por ciento.

Los diferentes cuarteles de bomberos voluntarios de la Provincia de Buenos Aires se sumaron ayer masivamente al “sirenazo” y protesta contra el recorte y retención de recursos que el Gobierno Nacional le aplica al sector por estos momentos, según denunciaron. La deuda reclamada ascendería a unos 800 millones para el casi millar de cuartales de todo el país.

En suelo bonaerense se sumaron por ejemplo, Monte Hermoso, Chacabuco, Olavarría, General Sarmiento, Mercedes, Bahía Blanca, Sierra de la Ventana, Laprida, Mar Azul, entre otros.

TE PUEDE INTERESAR

Según explicaron desde el Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios de la República Argentina, hay una demora y una quita en la transferencia de los fondos que le corresponden a la actividad según la Ley 25.054. Esa normativa les provee del 5 por mil de lo que todas las compañías aseguradoras recaudan en concepto de pólizas contra incendios.

“Una vez que la Superintendencia de Seguros nos informó sobre la recaudación final del año pasado, más las proyecciones calculadas para este año, pudimos confirmar que nos han quitado casi un 60 por ciento de lo que por ley nos corresponde”, denunció Carlos Alfonso, presidente del Consejo.

Ese dinero es retenido por la Superintendencia de Seguros de la Nación, que trimestralmente lo remite a la cartera de Hacienda; ésta, a su vez, lo transfiere a Seguridad para que a través de la Secretaría de Protección Civil lo distribuya por partes iguales ente todos los cuarteles, en los que revistan unos 42 mil efectivos.

“Sacaron de nuestra partida más de 637 millones de pesos, lo que se suma al excedente de recaudación de 2017 por más de 147 millones, por el que tampoco obtuvimos respuesta”, detalló.

“Menos dinero para el sistema se traduce en menor grado de capacitación, menos equipamiento y más peligro para los bomberos y las víctimas de los siniestros”, completó. La movida también recibió apoyos políticos y de diferentes sectores. 

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión