Política y Economía
DEUDA ARGENTINA

Sergio Massa, una clave en la negociación con el FMI

Massa mantiene conversaciones, y un buen vínculo, con funcionarios estratégicos del gobierno de Joe Biden. Clave en la negociación Argentina con el FMI

Sergio Massa busca posicionarse como un hombre clave en la renegociación de la millonaria deuda argentina con el FMI. El tigrense mantiene conversaciones, y un buen vínculo, con funcionarios estratégicos del gobierno de Joe Biden. Esta semana se conoció que tuvo una videollamada con el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso estadounidense, Gregory Meeks.

"Tienen una buena relación, la última vez hablaron hace tres semanas", contaron fuentes cercanas al presidente de la Cámara. "Incluso quedaron en que que iba a conocer Tigre cuando venga al país, mientras que Massa iría Harlem (de dónde es Meeks)", agregaron ante la consulta de INFOCIELO.

TE PUEDE INTERESAR

Además, festejan como un "gran avance que Meeks, un funcionario tan importante en este tema, que no es un legislador más" haya pedido una renegociación de la deuda con el FMI a largo plazo en el Council of the Americas. "Estados Unidos debería hacer más para encontrar una solución a largo plazo para Argentina en las conversaciones de reestructuración de deuda", dijo el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

En el entorno de Massa indican que "los temas de diplomacia parlamentaria y de comercio bilateral y regional" son los que tienen mayor relevancia en las conversaciones con funcionarios norteamericanos. "Él tiene buen vínculo desde siempre con funcionarios de allá".

https://twitter.com/SergioMassa/status/1390036835464884232

Pero lo cierto es que la armoniosa relación que mantiene con la administración de Biden tiene en la mira un acuerdo con el FMI que incluya tasas de interés más bajas y un plazo más extendido en el tiempo que permita afrontar los vencimientos, como sugirió Meeks. El tigrense argumenta no volver a violar el Estatuto del FMI, como lo hizo la gestión de Macri cuando recibió un crédito con compromisos que no podía afrontar.

"Los muertos no pagan", es una de las frases que repite Massa, parafraseando a Néstor Kirchner, cuando habla con dirigentes de Estados Unidos para explicar la delicada situación económica con la que Argentina afronta este endeudamiento. Entre sus colaboradores de más confianza dice sin metáforas: "Hay que estirar los plazos de pago porque al vencimiento de 2024 no vamos a llegar".

En este escenario, el titular de Diputados prevé viajar a fin de mes a Washington y a Nueva York para reunirse, de forma paralela y conjunta a los encuentros de Martín Guzmán, con distintitos funcionarios demócratas que puedan destrabar el acuerdo, adelantaron fuentes del entorno a este sitio.

Sin embargo, Massa, al igual que varios funcionarios del Frente de Todos, primero deben dar un debate hacia adentro de la coalición.

A mediados de abril recibió en su casa de Tigre a varios hombre del presidente Biden, entre los que estaban Juan González, asistente de confianza de Biden y la subsecretaria Interina para Asuntos del Hemisferio Occidental, Julie Chung, para una elegante cena entre asado y empanadas. Uno de los ejes más importantes que se puso sobre la mesa fue Derechos Especiales de Giro (DEG), la moneda del FMI por la que Argentina recibió, 4.300 millones de dólares.

Entre las posibilidades que se analizaron en el encuentro, se destacó la de destinar al menos una parte al pago de la deuda con el organismo crediticio. Algo que, en principio, es visto como una forma responsable en la negociación con Estados Unidos.

Pero dentro del oficialismo algunos sectores tienen otra mirada. Los senadores del Frente de Todos publicaron una carta para exigirle a Guzmán que ese dinero vaya a destinado a paliar los costos de la pandemia. El texto se conoció pocos días después de las conversaciones que Massa tuvo con los funcionarios norteamericanos, donde propuso lo contrario.

En la carta, el bloque de senadores del Frente de Todos pidió que “los fondos que le corresponden a la Argentina se apliquen para financiar la puesta en marcha de políticas públicas tendientes a resolver los graves problemas de la sociedad argentina derivados de la pandemia de COVID 19". Y aclara que no vaya "al pago de la deuda por capital, intereses o gastos, que el país mantiene con dicho organismo financiero internacional".

Fuentes cercanas al titular de la Cámara baja insisten que en este tema "no hay internas, todos queremos un acuerdo". "Hay que hacer 'frentetodísmo' con esto", repite uno de sus más estrechos colaboradores. Pero el cómo es una de las alarmas que se prende en los sectores más cercanos al kirchnerismo.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión