Política y Economía
MIRÁ EL VIDEO

México: Alberto Fernández le apuntó a María Eugenia Vidal

El presidente Alberto Fernández brindó una conferencia de prensa desde México y contó cómo fue que María Eugenia Vidal se negó a inaugurar hospitales.

El nombre de María Eugenia Vidal reapareció en la agenda política, pivoteando desde Centroamérica. ¿Cómo es eso? En primer lugar, porque se conoció que encabezará la misión de la OEA para "controlar" las elecciones en El Salvador. En segundo, porque Alberto Fernández se acordó de ella durante su gira por México.

Fue durante una conferencia de prensa en la que se preguntó al Presidente, de manera un poco insistente, por el escándalo de las vacunas VIP. En un párrafo se dedicó a explicar las medidas y los cuidados impuestos en la Argentina por la pandemia, y eso le dio pie para hablar de la "pesada herencia" macrista y vidalista.

TE PUEDE INTERESAR

"La Argentina debió hacer al inicio de la pandemia una cuarentena muy estricta, entre otras cosas -tampoco lo dicen los diarios argentinos- el sistema de salud estaba devastado", respondió Fernández.

Alberto Fernández y una crítica a María Eugenia Vidal

Desde México, el presidente cuestionó a la exgobernadora María Eugenia Vidal y a las políticas de salud de Cambiemos

"El Ministerio de Salud había sido anulado, el Ministro de Salud había dejado vencer millones de vacunas y habían vuelto enfermedades como el sarampión mientras las vacunas se pudrían en algún lugar de las aduanas. De esto mucho no se habla y no veo ningún fiscal preocupado por investigarlo", agregó el Jefe de Estado, mientras su par mexicano, Andrés Manuel López Obrador escuchaba en silencio.

El párrafo dedicado a María Eugenia Vidal llegó más tarde: "Debimos ser muy estrictos porque tuvimos que poner en pie un sistema de salud absolutamente destruido. Entre otras cosas, porque, por ejemplo, en la provincia de Buenos Aires, había una Gobernadora que se jactaba de que no iba a hacer más hospitales", apuntó.

Fernández se refería a los hospitales del Bicentenario, que la gestión de Cambiemos recibió en avanzado estado de construcción, a pesar de lo cual nunca se pusieron en funcionamiento.

"No voy a abrir hospitales nuevos ni cortar cintas porque eso es una estafa a la gente", fue la frase de la entonces Gobernadora, que le trajo varios dolores de cabeza, referida a los hospitales del Bicentenario de Escobar y de Esteban Echeverría, y los hospitales SAMIC de Rafael Castillo, Laferrere y Cañuelas –largamente reclamados por los intendentes de esos distritos, que son todos del peronismo- que, se estima, podrían realizar 22.700 internaciones, 11.250 partos y 6.430 cirugías al año, tal como publicó este portal en un informe titulado Tierra Arrasada.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión