Política y Economía
BORRÓN Y CUENTA NUEVA

María Eugenia Vidal corrió al Gobierno con un falso mensaje feminista

La exgobernadora María Eugenia Vidal tuvo varios inconvenientes en sus políticas de género en la Provincia, pero ahora pide paridad al oficialismo.

La exgobernadora María Eugenia Vidal no solo cruzó la General Paz para retornar a la Ciudad de Buenos Aires como candidata, sino que también dejó de lado algunos episodios de su paso por la Provincia y ahora se despachó en Twitter con un posteo ¿feminista?

En el marco de las fuertes discusiones en los feminismos que causó la llegada de Juan Manzur (feroz opositor al derecho al aborto) a la Jefatura de Gabinete y el recambio netamente varonil del presidente Alberto Fernández, la candidata porteña se subió al tren y pidió por más mujeres en lugares de poder.

TE PUEDE INTERESAR

“Estamos convencidas, a diferencia del Gobierno nacional, de que las mujeres somos muy necesarias para construir el país que queremos. Porque cuando nosotras tenemos mayor participación y tomamos decisiones, crecen las oportunidades de desarrollo y de progreso para todos”, marcó Vidal en la red social y no faltaron las críticas.

Es que la exmandataria provincial no tuvo una política que se caracterizara por la paridad de género, sino que, justamente, fue exactamente al revés. Al asumir, Vidal contó en su gabinete con una sola mujer, Zuma Ortíz, como titular de Salud.

Cabe recordar que la única funcionara de su mesa chica dejó el cargo en 2017 luego de haber tenido un encontronazo con la mandataria por haber adherido al protocolo que garantizaba el acceso a la interrupción legal del embarazo, que rige por causales.

En 2016, la entonces ministra generó una resolución ministerial en la que se sostenía la adhesión de la Provincia a dicho protocolo, que a los días fue vetado por María Eugenia Vidal mediante un decreto.

En ese momento, las presiones de varios funcionarios ligados al Opus Dei, como el ministro de Gobierno, Joaquín De la Torre, sectores de la iglesia y las creencias de la propia Gobernadora, hicieron que esa medida tenga marcha atrás. Meses más tarde, en el 2017, Ortiz renunció a su cargo aduciendo “situaciones personales”. Pero su salida se debió precisamente al haber adherido, “sin consulta”, al protocolo de aborto no punible.

gabinete vidal.jpg
El gabinete flojo de paridad de María Eugenia Vidal en su paso por la Provincia

El gabinete flojo de paridad de María Eugenia Vidal en su paso por la Provincia

“Hay que estar más cerca que nunca. La gente sigue muy angustiada, sin esperanza y harta. Un hartazgo que se tradujo en un basta muy fuerte. Un basta a la falta de valores, al atropello de nuestras libertades, al abuso de poder. Nosotras entendemos mejor que nadie esa sensación”, marcó Vidal tras un encuentro con mujeres en la Ciudad.

Pero el tema de la ILE no fue el único problema que tuvo Vidal, sino que fue fuertemente criticada por los movimientos de mujeres y diversidades durante su gestión por no promulgar la ley de cupo laboral travesti-trans hasta pocos días antes de dejar el cargo, cuando la misma había sido aprobada en 2015.

Durante cuatro años, pudo haber puesto la firma, pero no lo hizo hasta horas antes de entregar el mando al gobierno del Frente de Todos, lo que despertó una serie de críticas por los miles de puestos que podrían haberse derivado para la población más vulnerable.

Embed

Además, en las últimas etapas de su gestión, hubo una multitud de reclamos por parte de las trabajadoras de la línea 144, que atiende los llamados de las víctimas de violencia de género, por la situación de precariedad laboral a la que estaban condicionadas.

Según pronunciaron las trabajadoras, la mayoría de ellas profesionales, percibían salarios muy por debajo de lo correspondiente, además de estar registradas como tercerizadas del servicio de Provincia NET, y no como parte de la planta del Estado provincial, vulnerando sus derechos laborales.

Así las cosas, la exgobernadora dejó de lado esos hitos de su gestión, hizo borrón y cuenta nueva para poder ponerse la camiseta de un feminismo que el es ajeno y subirse al pedestal de las críticas al partido de Gobierno en la previa de las elecciones legislativas.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión