Política y Economía Judiciales y Policiales
BERRA, DE ASUNTOS INTERNOS

Los exfuncionarios de Vidal acusados por espionaje pidieron eximición de prisión

Encabezaron la Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad, pero, según una denuncia, realizaban tareas de espionaje sobre policías, políticos, jueces y funcionarios judiciales

Se trata de Guillermo Berra, ex titular de Asuntos Internos, y de su cónyuge, María Rosario Sardiña, encargada del área de Auditoria Patrimonial, que fueron imputados y llamados a indagatoria en una causa que investiga si desde esa repartición se realizaron tareas de espionaje ilegal durante el gobierno de María Eugenia Vidal.

Tanto  Berra como Sardiña deberán presentarse en la UFI 15, a cargo de Cecilia Corfield, el próximo 29 de junio, para comparecer en el marco de una causa que se caratula “Abuso de autoridad en dos hechos en concurso real entre sí y peculado”. Si se comprueban los delitos imputados, pueden recibir condenas de hasta 10 años.

TE PUEDE INTERESAR

Anticipándose a un eventual -aunque improbable- revés cuando efectúen su deposición, ambos se presentaron ante el juez de Garantías, Guillermo Atencio, para solicitar la eximición de prisión.

La causa se abrió con una denuncia de parte del excomisario Néstor Martín, quien sostuvo que  Berra y Sardiña “abusando de los deberes de su cargo, obtuvieron información y practicaron, ya sea personalmente o por terceros dependientes, tareas de inteligencia sin intervención judicial alguna respecto de Néstor Omar Martín y su grupo familiar”.

Fue la punta de lanza de una investigación que creció en volumen una vez que se peritaron las computadoras de Asuntos Internos. Allí, como ya explicó INFOCIELO, se encontró evidencia de seguimiento y contratación de informes comerciales sobre policías, políticos y miembros del poder judicial. 

En la extensa lista de personajes espiados hay intendentes del peronismo -Fernando Espinoza, Mario Ishii, Juan Patricio Mussi-, la Suprema Corte bonaerense, la Cámara de Diputados y hasta el entonces ministro de Seguridad, Cristian Ritondo.

De esa investigación surgieron los dos cargos que se atribuyen a Berra y a Sardiña: por un lado, el abuso de autoridad, ya legalmente Asuntos Internos sólo puede investigar a policías, y no a civiles. Por el otro, peculado, porque tanto los informes obtenidos como los seguimientos realizados se llevaron a cabo con dineros públicos que tienen otra finalidad.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión