Política y Economía
HABLÓ SALVADOR

“Fue un golpe”: en el gobierno hay grieta por el caso Bolivia y algunos ya salen a condenarlo

Es el caso del diputado nacional Daniel Lipovetzky, de la legisladora bonaerense Alejandra Lorden y del ministro de Vidal, Jorge Elustondo. Pero en las últimas horas se sumó la palabra del vicegobernador Daniel Salvador. Son una de las pocas voces que desentonaron con el abrumador silencio que se impuso puertas adentros del oficialismo tras el golpe de Estado en Bolivia.

El golpe de Estado que se consumó ayer en Bolivia, tras las presiones de las Fuerzas Armadas y un sector político y civil, generó una evidente repercusión en la política local.

De inmediato, la mayor parte del peronismo y la izquierda repudió el derrocamiento del presidente Evo Morales, pero por su parte, el gobierno de Mauricio Macri se escondió en un escandaloso silencio.

TE PUEDE INTERESAR

Minutos después, blanqueó su postura a favor del golpe institucional, con un comunicado de la Cancillería Argentina. En la Provincia, la gobernadora María Eugenia Vidal siguió el curso polémico de no pronunciarse en contra del golpe contra el gobierno legítimo de Bolivia.

Sin embargo, al igual que con una rama de la UCR en la Capital Federal, el vicegobernador de la provincia, Daniel Salvador, diferentes legisladores y hasta un ministro bonaerense salieron a diferenciarse y condenaron lo sucedido en el país limítrofe. 

Mientras que el presidente de la UCR bonaerense dijo que es "preocupante lo que está ocurriendo en la hermana República de Bolivia" y condenó "la intromisión militar y la interrupción del orden constitucional", el diputado nacional Daniel Lipovetzky  pidió que la Organización de Estados Americanos (OEA) aplique la Carta Democrática en ese país, una de las herramientas que se tiene para intervenir en las naciones donde se violan los derechos humanos y las garantías constitucionales.

 

 

“Si mueve la cola y ladra, es un perro. Si las Fuerzas Armadas “recomiendan” (léase obligan, exigen) la renuncia de un presidente elegido democráticamente, esto es un golpe de Estado”, escribió en su cuenta de Twitter.

Además del diputado de Cambiemos, el ministro de Ciencia y Tecnología de la provincia, Jorge Elustondo, se pronunció en sintonía y destacó que el “Nunca Más” que se impuso en el país debiera ser una regla para todo el continente.

 

 

“Es inaceptable que las Fuerzas Armadas intervengan. No pueden ni deben pedir la renuncia de nadie. Los argentinos dijimos #NuncaMás y le sirvió a toda nuestra América. Hoy reafirmamos más que nunca la Democracia, la paz y la libertad”, tuiteó el ministro.

 

 

Por su parte, la diputada provincial Alejandra Lordén, también se corrió del incómodo silencio que prevalecía en gran parte de Juntos por el Cambio: “Los hermanos bolivianos no deben ceder lugar a un Golpe de Estado, ya que no es el camino correcto”, expresó la legisladora bonaerense.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión