Política y Economía
Otro premio para Mahiques

A dedazo limpio, Cambiemos logró que un exministro de Vidal presida un tribunal clave

Carlos Mahiques, fugaz ministro de Justicia de la Provincia, llegó en medio de polémicas al tribunal de Casación Penal Federal, que presidirá ahora que fue removido el juez Juan Carlos Geminiani. Perfil de un juez que está en el momento justo y en el lugar exacto, para Cambiemos.

Tras un fugaz paso por el Ministerio de Justicia, puesto que nunca codició y en el que jamás se sintió cómodo, Carlos Mahiques llegó a la presidencia de la Cámara Federal de Casación Penal, una instancia clave para seguir de cerca, por ejemplo, los juicios por corrupción que enfrentará en los próximos años la expresidenta Cristina Fernández Kirchner.

Mahiques tiene 67 años y alta exposición pública desde que María Eugenia Vidal lo convocó, en 2015, para integrar su gobierno. Llegó con antecedentes nefastos, por ejemplo haber impedido que se aplique el protocolo de aborto no punible a una joven con síndrome de down que había quedado embarazada como producto de un abuso sexual.

TE PUEDE INTERESAR

Duró en el cargo apenas 6 meses: el 31 de mayo de 2016 presentó la renuncia habiendo hecho poco y nada en el Ministerio, a donde concurría esporádicamente y de mala gana. Es que al sexagenario juez le habían prometido la Procuración General, y no se sentía con paciencia para esperar la caída de María del Carmen Falbo, que llegó en noviembre de ese mismo año.

Tras renunciar al gobierno provincial, volvió a su viejo cargo en la Cámara de Casación Penal porteña. Pero pronto pidió el traslado a la Cámara de Casación Penal Federal, la última instancia de fuero antes de llegar a la Corte Suprema de Justicia. En un procedimiento tildado de irregular, un decreto de Mauricio Macri le concedió el lugar.

“La designación de Mahiques es una maniobra ilegal: va en contra de la normativa vigente en nuestro país. El oficialismo viola las normas que regulan el nombramiento de magistrados porque necesita en la Casación a un juez afín. Por ello, intenta nombrar al ex ministro de Justicia de la gobernadora Vidal”, denunciaban por entonces los abogados representantes de ong AJUS en la causa, Emanuel Desojo y Mariano Lovelli. Corría mayo de 2017.

Un año más tarde, la renuncia de Juan Carlos Geminiani a la presidencia del Tribunal, envuelto en denuncias por maltrato laboral y abuso de autoridad, lo pone en la primera plana: “hereda” la Presidencia. A Geminiani se le abrió un expediente en el Consejo de la Magistratura y muchos dan por hecho que será destituido.

Se trata del mismo organismo que recomendó, a pesar de las impugnaciones, trasladar a Mahiques, que tiene estrechos lazos con el oficialismo. De hecho, su hijo Juan Bautista se desempeñó como representante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura, desde donde pidió el enjuiciamiento contra el incómodo juez federal Alejo Ramos Padilla, que instruye la causa de espionaje ilegal que tiene contra las cuerdas a varias figuras del oficialismo y al fiscal de Comodoro Py Carlos Stornelli.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión