Política y Economía
A 40 AÑOS

Malvinas y la guerra contra la justicia

Los soldados víctimas de torturas en Malvinas siguen a la espera del accionar de la justicia que en las últimas semanas anuló el procesamiento de 3 militares.

Esta semana se cumplieron 40 años de la finalización de la guerra de Malvinas, a pesar del tiempo transcurrido los ex combatientes y conscriptos siguen esperando la reparación por parte de la justicia que nunca llegó y que cada vez se ve más lejos.

Durante los primeros días de junio, la Cámara Federal de Casación Penal anuló los procesamientos contra los militares Eduardo Gassino, Miguel Ángel Garde y Gustavo Calderini, en la causa que investiga las torturas a 120 soldados en el contexto de la guerra.

TE PUEDE INTERESAR

En diálogo con INFOCIELO el abogado del Centro de Excombatientes Islas Malvinas de La Plata (CECIM) Jerónimo Guerrero Iraola calificó el fallo de la sala como una "aberración jurídica" ya que presenta "severas inconsistencias lógicas lo cual profundiza aún más la ya grave situación a la que sometieron a las víctimas los magistrados Petrone y Barroetaveña que son quienes conforman el voto mayoría del fallo".

Los magistrados basaron su decisión en que no se trataría de crímenes de lesa humanidad sino de delitos comunes, lo que al entender del letrado ese no puede ser el parámetro para tomar la determinación ya que a partir de un fallo del 2009 (Bueno Alves contra República Argentina) "el estándar de investigación y juzgamiento se amplió y ya no es necesario que los crímenes sean considerados de lesa humanidad o de guerra para que traigan aparejados la imprescriptibilidad, con que sean considerados graves violaciones a los derechos humanos ya hay un deber una obligación del Estado de investigar".

En ese sentido destacó que el "Estado no puede interponer o anteponer cuestiones de derecho interno como la prescripción para eludir sus obligaciones internacionales" y explicó que la tortura por parte de los militares implica una grave violación a los derechos humanos por lo que se están "saltando y prendiendo fuego muchísimos años de avances en materia de juzgamiento de este tipo de delitos por parte de toda la humanidad".

Los pasos a seguir en el largo camino por la justicia

Ante esta situación desde el CECIM presentaron un recurso extraordinario y federal a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, se trata del quinto recurso de estas características que ingresaron al máximo tribunal. "Esperamos no solo que falle rápido sino que falle bien y fallar bien no tiene que ver que falle de acuerdo a lo que nosotros queremos que suceda sino de acuerdo al derecho vigente", afirmó.

"El derecho vigente se compone del derecho internacional y de los derechos humanos y hoy los jueces han desconocido una parte del derecho y eso implica un fuerte abuso de autoridad y una fuerte arbitrariedad en la constitución de la sentencia", denunció Guerrero Iraola.

La causa

La causa que investiga a 95 militares por 105 casos de torturas cometidos contra 120 soldados en la guerra de Malvinas, radica en el Juzgado Federal de Río Grande, Tierra del Fuego y esta a cargo de la Jueza Mariel Borruto.

Ya declararon 176 testigos a los que el abogado considera que también son "víctimas indirectas" porque mientras "estaban bajo el fuego del Reino Unido tenían que ver como torturan a sus compañeros, lo que podría calificar como tortura psicológica".

"Lo que nosotros necesitamos es que la jueza de primera instancia tenga el coraje que hay que tener para poder avanzar, si ella lo hace vamos a estar acompañándola", expresó.

Los antecedentes de Casación

Hace una semana te contábamos en INFOCIELO como la Sala II de casación le había otorgado beneficios a cinco represores de la última dictadura cívico militar entre los que se encontraban Miguel Osvaldo Etchecolatz y Jorge Eduardo el "Tigre" Acosta.

Además esos fallos fueron acompañados de la reapertura de una causa contra la cúpula de Montoneros por el atentado a la Superintendencia de la Policía Federal, "una barbaridad jurídica", opinó Guerrero Iraola.

A su entender esto se trata de "una lógica de disposición de impunidad y lo veo como una puesta de algunos sectores del Poder Judicial de la Nación de disciplinar a los movimientos de derechos humanos".

"Los movimientos de derechos humanos en Argentina son los grandes artífices de la resistencia, de la dignidad y de la construcción de una idea de memoria y de verdad actual y popular. Si logran torcerles el brazo, si logran vencerlos seguramente van a romper la única escollera que separa a los sectores de poder de su real intención que es de entregar la patria y de generarnos muchos años mas de sometimiento", concluyó.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión