Política y Economía Municipios
Personal de civil

"¿Vos sos guapo, zurdito?”: la odisea de un militante en manos de la policía de Patricia Bullrich

Un militante de la localidad de Malvinas Argentinas fue detenido ilegalmente en las inmediaciones de Retiro, luego de que intentara evitar la detención de dos menores. Lo golpearon e intentaron plantarle droga.

Un militante oriundo de la localidad de Malvinas Argentinas fue detenido el pasado 15 de febrero en la estación de Retiro, luego de que observara como personal de la policía federal y de civil intentaran detener a dos menores de edad.

“Llegamos a retiro tipo 4. Estaba comprando un pancho cuando habían parado dos menores de edad. Había de la federal y de civil. Pasaba por ahí y me preguntaron,  ¿Y vos quién sos?”, cuenta Alejandro Oseira, militante del Movimiento Popular Patria Grande, quien les pidió que se identificaran y despertó la prepotencia policial.  

TE PUEDE INTERESAR

Cuando Alejandro estaba por entregarle su DNI a un oficial de apellido Maldonado, oficiales vestidos de civil lo tomaron por atrás y lo esposaron.

“Cuando le estaba dando mi documento, vino la brigada (que estaba de civil) y me preguntó ´vos sos guapo, zurdito´”, relata Oseira.

“Me agarran dos de atrás y me empiezan a esposar. Me dicen que por resistencia a la autoridad. Otro me dice que me estaba negando a identificarme”, explica el militante, quien agrega que fue entonces cuando le empezaron a pegar.

Alejandro (segundo a la izquierda), junto a compañeros de militancia. 

Alejandro le gritó a su compañera, que estaba esperando en un cajero, para que llamara a un abogado. Una acción clave que permitió que la policía empezara a declinar su actitud violenta.

Me quisieron plantar droga. Hicieron una simulación donde un testigo decía que yo era el que tenía la droga, pero era parte de la policía de civil”, denuncia la forma en que se conduce la fuerza pública a cargo de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Finalmente, Alejandro fue trasladado a la división Belgrano norte de la Policía Federal hasta que llegara su abogado. El mismo se negó a “firmar cualquier papel”, a la espera de su defensor legal.

“La violencia con la que las fuerzas de seguridad arremeten contra Alejandro nos remite a las épocas más oscuras de nuestro país. No sólo lo golpearon estando esposado, si no que reiteradas veces fue tratado como “zurdito de mierda” por vestir la remera de Patria Grande, y al informar que un abogado se encontraba en camino, le respondieron que “ iba a tener un abogado un negro como él””, manifiestan desde la cuenta de la organización.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión