Política y Economía
Campaña 2019 en la mira

Lo nuevo: Cambiemos quiere reciclar a Cariglino como candidato en Malvinas Argentinas

Dentro de la tropa de los “sin tierra” que prepara la Gobernadora para las elecciones del 2019, sobresale un nombre por demás conocido en la política bonaerense y quien alguna vez ostentó el título de “barón del Conurbano”.

Esta tarde, la gobernadora, María Eugenia Vidal almorzó el Gobernación con los llamados “sin tierra”, aquellos referentes de Cambiemos que perdieron las elecciones para intendente en sus distritos o se preparan para pelearle el sillón municipal al algún intendente opositor.

Como parte de la estrategia del armado electoral, la Gobernadora sentó a “sin tierra” de la Primera y Tercera Sección, territorios donde el kirchnerismo/peronismo aún es muy fuerte y a Cambiemos le cuesta penetrar electoralmente.

TE PUEDE INTERESAR

En general, dentro de la lógica de “lo nuevo” y de la generación de  “jóvenes dirigentes” el oficialismo hace gala de esa premisa a la hora de instalar candidatos. Nombres como el subsecretario de Relaciones Municipales de la Nación y hombre de Hurlinghan; Gastón di Castelnuovo (Ituzaingó) y los concejales Agustina Ciarletta (San Fernando); Segundo Cernadas (Tigre); Gustavo Asnaghi (Ensenada); Evert van Tooren (Esteban Echeverría); Gabriel Mércuri (Lomas de Zamora), entre otros, relucen en lo que serían las “nuevas caras” para destronar a los intendentes del peronismo.

Sin embargo, en ese abanico, sobresale un rostro por demás conocido en la política doméstica y que en sus mejores tiempos ostentó el título de “barón del Conurbano”. Se trata de Jesús Cariglino, un peronista que gobernó Malvinas Argentinas desde 1995 hasta el 2015, año que fue destronado por el joven intendente peronista, Leonardo Nardini.

Pero a sus 61 años, Cariglino quiere un segundo tiempo y de la mano de Cambiemos se proyecta como el candidato a intendente “nuevo” para ese distrito.

Experiencia no le falta al otrora “barón del Conurbano”. Cariglino no tiene reparos en cambiar de camiseta y enfilar a donde crece la ola. De hecho, el 2006 se hizo kirhcnerista, aunque fue candidato por el Partido Justicialista el 2007; en el 2011 cambió el color de su boleta y fue otra vez reelecto bajo el paraguas del Frente Popular de Eduardo Duhalde; en 2015 no dudó en dejar su rostro en la boleta del Frente Renovador de Sergio Massa, aunque tras su derrota, a las pocas horas estaba en pleno desembarco en las costas del PRO.

En mayo de 2016 fue sumado al gabinete María Eugenia Vidal. "Se incorporará a trabajar con nosotros, aunque todavía no sabemos si va a ser asesor de ministro de Gobierno o si va a cumplir funciones en la Subsecretaría de Gobierno”, afirmaron desde Gobernación.

EL 2019 le abre otra oportunidad a este viejo político, que contrario a las nuevas tendencias, se alista para “renovar” la política en Malvinas Argentinas.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión