Política y Economía
Desde diciembre de 2015

Niveles récord: La fuga de capitales ya alcanzó un valor similar al préstamo del FMI

El monto trepó a 16.676 millones sólo durante el primer semestre de 2018. Así, en toda la gestión de Cambiemos la salida de divisas llegó a los 50.799 millones de dólares, según datos difundidos por el Banco Central. Cuál es el impacto.

La salida acumulada desde diciembre de 2015 hasta marzo de 2018 por compra de moneda extranjera del sector privado para atesoramiento alcanza los 50.799 millones de dólares, y si se le agrega la remisión de utilidades y dividendos, las salidas alcanzan 56.919 millones de dólares. Esto es similar al préstamo solicitado por el Gobierno al FMI bajo la modalidad stand by.

Según detalle un informe del centro de Economía Política (CEPA) la corrida cambiaria tuvo su impacto directo. “Si se analiza la composición de los segmentos de compra de moneda extranjera, se observa que, desde la apertura del mercado cambiario, la participación de los grandes actores (que adquieren montos mensuales superiores a los 2 millones de dólares) se ha vuelto muy relevante”, apuntan.

TE PUEDE INTERESAR

Sólo en el mes de junio de 2018, las transferencias de “divisas” al exterior representaron el 28% y la compra neta de “billetes” fue el 72% restante. Además, durante el mismo mes, el 4% de los clientes (es decir 44.560 personas sobre un total de 1.114.000 clientes) concentraron el 61% de las compras brutas de billetes (por montos superiores a 10.000 mensuales).

Al mismo tiempo que las transferencias al exterior por “operaciones en divisas” del mes de junio de 2018 fueron efectuadas por unos 2.700 clientes, de las cuales casi el 80% del total de compras brutas fueron por montos mensuales superiores a 2 millones de dólares.

En relación con la moneda extranjera destinada al turismo, que tantos debates generó dentro de Casa Rosada, también se observa un incremento de la demanda, que durante el primer semestre de 2018 arroja la suma de 5.544 millones de dólares. Estas salidas de divisas, explican desde CEPA, fueron financiadas por un extraordinario endeudamiento externo, que generan, además, el egreso de una suma muy relevante de moneda extranjera por pagos de intereses, que alcanzaron los 4.313 millones de dólares durante el primer semestre de 2018.

¿Cuál es el impacto?

La fuga de capitales tiene duras consecuencias para la economía del país, como pueden ser respecto a la cuestión impositiva si, como la mayoría de las veces, se genera bajo la evasión tributaria y claro, disminuye la recaudación.            

Pero también impacta en el nivel de inversión interna, que se ve afectada por la pérdida de credibilidad del país ante la gran devaluación. Es harto evidente que la inversión es necesaria para el desarrollo industrial y laboral de Argentina, lo que terminaría por cavar el pozo de la recesión que empieza a evidenciarse.

Por último, la fuga de capitales afecta directamente a las reservas internacionales, lo que profundiza el llamado “cuello de botella” por falta de dólares en el país.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión