Judiciales y Policiales
A POCO DE EMPEZAR

Suspendieron la reconstrucción del crimen de Lucas González

La reconstrucción del crimen de Lucas González se suspendió a raíz de un planteo de la defensa de los tres policías acusados

La reconstrucción del crimen de Lucas González asesinado durante un ataque a balazos cometido por policías de la Ciudad de Buenos Aires contra él y sus tres amigos en el barrio porteño de Barracas se suspendió esta mañana, a pocos minutos de comenzar, a raíz de un planteo de la defensa de los tres efectivos acusados de homicidio agravado, que fue aceptado por el juez de la causa, Martín del Viso.

Fuentes judiciales confirmaron a Télam que la diligencia se reprogramará para la próxima semana, con la presencia de los abogados de los tres efectivos de la Policía de la Ciudad imputados por el homicidio de Lucas González (17) y los seis policías acusados del encubrimiento.

TE PUEDE INTERESAR

Es que para la reconstrucción de esta jornada no habían sido convocados los primeros policías detenidos acusados del homicidio agravado de Lucas y las tentativas de homicidio de los otros chicos, Juan José Nieva, Fabián Andrés López y Gabriel Alejandro Issasi, ni sus defensas.

El fiscal de la causa, Leonel Gómez Barbella, así lo dispuso para evitar que los sobrevivientes tuvieran que volver a ver a los policías y revictimizarlos, tal como lo aconsejó el personal de la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (Dovic).

No obstante, en desacuerdo con esa decisión y cuando ya la reconstrucción estaba en marcha, la defensa de esos policías la objetó y el juez la suspendió a los efectos de evitar futuras nulidades.

Fuentes judiciales explicaron que esto implica posponer la diligencia hasta la semana que viene e incorporar la presencia de las defensas de esos tres imputados.

"Los policías asesinos dicen que querían estar, lo podrían haber dicho hace tres días. Es una chicana que revictimiza a los chicos", dijo el abogado de las familias de las víctimas, Gregorio Dalbón, al enterarse de la suspensión, tras lo cual consideró "bastante insolente" el planteo defensista sobre la hora.

"Hay abogados chicaneros y también jueces timoratos, para manejar esta causa hay que tener los huevos bien puestos y evidentemente alguien no los tiene, entonces se suspendió", agregó.

Por su parte, el padre de Lucas, Mario González, expresó entre lágrimas: "Esos chicos necesitan volver a vivir su vida, empezar su vida nuevamente, volver a entrar al sistema, a la sociedad y todo esto también los daña mucho a ellos y bueno, a nosotros estar en el lugar donde estuvo mi hijo es algo inexplicable y una sensación de vacío tremendo".

En tanto, el abogado Roberto Castillo, defensor de la oficial Lorena Miño, una de las seis policías de la Ciudad acusadas del encubrimiento del crimen, consideró que "la fiscalía debería haber involucrado a todas las partes y es una cuestión que se les pasó en esta acusación precipitada".

La reconstrucción de la persecución y ataque policial del que fueron víctimas los cuatro adolescentes el 17 de noviembre último y que terminó con el crimen de Lucas se inició a las 10 con el primer tramo del recorrido que realzaron los chicos cuando salieron de entrenar del club Barracas Central y comenzaron a ser seguidos por una brigada sin identificar de la Policía de la Ciudad.

Pero 11 minutos más tarde, luego de haber finalizado la primera etapa del periplo y cuando las partes iban en camino a realizar la reconstrucción de la balacera, el procedimiento fue suspendido.

La fuentes dijeron que en los primeros minutos de la reconstrucción se recreó el recorrido inicial de los chicos con auto Volkswagen Suran gris -el de las víctimas era azul-, que partió del cruce de las calles Luna e Iriarte, donde los adolescentes ese día pararon a comprar un jugo.

Luego, el auto avanzó por Iriarte, momento que se sumó a la diligencia un Nissan Tiida igual al empleado por los policías de la Brigada, también sin patente.

Desde allí siguieron por Iriarte rumbo a Vélez Sarsfield, donde estaba previsto reconstruir el momento en el que los policías interceptaban el auto de los jóvenes, éstos aceleraban y finalmente eran detenidos, con Lucas ya baleado en el interior del rodado.

De esa parte iban a participar los amigos de lucas y testigos, mientras que los seis policías detenidos e imputados por el encubrimiento, el comisario Juan Romero, el subcomisario Roberto Inca -ambos a cargo de la División Sumarios y Brigadas de la Comisaría Comunal 4-; el comisario Fabián Du Santos, el principal Héctor Cuevas y las oficiales Micaela Fariña y Lorena Miño, de la Comisaría Vecinal 4D de la Policía de la Ciudad, actuarían en los instantes posteriores.

Del operativo participaron cerca de 70 efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA), principalmente de la División Homicidios, que interviene directamente en la investigación, y de la División Búsqueda de Evidencias, a cargo de las pericias.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión