Después de tanta historia, Bruera terminó en Chacarita