Política y Economía
UN CONVENTO Y MIL INVENTOS

Los bolsos de López: 5 mentiras a 5 años del escándalo

El 14 de junio de 2016 se producía la detención del ex funcionario kirchnerista José López en un convento. Fue hallado dejando bolsos con 9 millones de dólares

Hoy se cumplen 5 años de la detención de Jose López el funcionario de alto rango durante los 12 años del Kirchnerismo que fue filmado con bolsos y un arma de grueso calibre, a las puertas de un convento de monjas en General Rodríguez

Antes de repasar las 5 mayores mentiras que se han repetido hasta convertir en verdad esas inconsistencias, es necesario recordar los detalles de como empezó.

TE PUEDE INTERESAR

A López lo encontraron el 14 de junio de 2016 en el convento de las monjas de General Rodríguez con seis bultos y una valija Samsonite con una etiqueta a nombre de su hija, donde guardaba la mayor parte del dinero.

Esa noche dejó el auto en marcha en la puerta del convento. No se sabe por que motivo llevaba una carabina calibre 22 con mirilla láser y dos celulares.

La policía llegó poco después, alertada por el llamado al 911 de un vecino repartidor de pollos del que los jueces aún desconfían.

En los bolsos, López tenía una serie de objetos: 425 yenes (moneda de Japón) en plata chica, un recibo de cambio de dólares a yuanes (moneda china) de un año atrás, y relojes de "alta gama", como un Rolex de 350.000 pesos y otros más sencillos como uno marca GSP de 500 pesos.

La noche de los bolsos: así cayó López – Telefe Noticias

LAS 5 MENTIRAS INSTALADAS

José López pasó a ser en ese momento el instrumento perfecto para utilizar por los medios hegemónicos y la política reinante en ese primer año de mandato macrista como el símbolo, ícono o muestra acabada de la corrupción kirchnerista.

Aún hoy cada vez que se habla de este ex funcionario "claramente oscuro" se lo alude como el ejemplo de la "corruptela K".

Pero, abandonado por todos sus ex colegas, amigos y compañeros de gestión, José López quedó sólo frente al proceso judicial con el cual colaboró aportando testimonios, luego cambiados a medida que las pruebas refutaban sus palabras anteriores, o acomodándolas para servir otros intereses, que lo utilizaron con fines mucho más elevados que los de su propia corrupción.

1. El famoso "revoleo de los bolsos" en el convento

No existe una sola evidencia que sostenga esta afirmación. Pero a 5 años, hoy, de ese hecho, 9 de cada 10 personas siguen creyendo que López revoleó los bolsos por encima de una tapia del convento, a pesar que las imágenes dejan ver como los apoya en el piso. El poder de la repetición cuando logra impactar en el cerebro. Si bien no es relevante para el caso es una muestra gráfica de como una mentira inoculada puede tardar siglos o quizás toda la eternidad en ser revisionada y cambiada.

2. El machacado "dinero de la política"

López dijo en su declaración que lo que se encontró en los bolsos era dinero de la política.

Pero en medio de ese "tesoro" estaba también la cantidad de moneda japonesa y China. Los 425 yuanes en billetes de 10, 20 y 100 y un recibo del Banco de China a su nombre, fechado en China un año antes, el 2 de junio de 2015.

Ese dinero y el recibo eran acabada prueba de que no le habían dado el dinero en los últimos días, sino que, por lo menos, tenía una parte desde hacía un año. Y que esa plata era suya porque Migraciones informó que regresó al país desde China dos días después de aquel cambio un año antes.

image.png
José López: ¿ícono de la corrupción K o de la maquinaria mediática y judicial del macrismo?

José López: ¿ícono de la corrupción K o de la maquinaria mediática y judicial del macrismo?

Además le encontraron 2 relojes: un Rolex y un Omega de 350.000 y 37.000 pesos. ¿Eran los relojes de la política?

Los jueces del Tribunal Oral Federal 1 sostuvieron en su fallo del 2019 que el dinero pertenecía a su patrimonio, que fue el propio José López quien planificó el escondite en el convento y que, con argumentos poco sólidos y hasta inverosímiles, cambió de versión tratando de aprovechar un escenario político nacional del que intentó beneficiarse.

3. ¿Para qué el arma de guerra?

Nunca quedó claro para qué Lopez llevaba el arma. A los jueces les resultó siempre inverosímil que quienes lo seguían para capturarlo le hubieran dejado llevar un arma con la que se hubiese podido defender. Tampoco la razón por la que lo habrían dejado llevar dos celulares desde los que podría haber llamado al 911 y nunca lo hizo. Ni la razón por la que dijo haber tirado el teléfono.

4. José López, un arrepentido que nunca se arrepintió

López declaró dos veces en la instancia oral: el 10 de agosto y el 10 de octubre de 2018. Pero hubo un hecho que cambió su figura legal de imputado a "arrepentido".

En la primera declaración dijo, como se señalo anteriormente que el dinero era "de la política" sin especificar ninguna aclaración. También explicó que salió de su casa a las apuradas porque le habían pedido que "mueva la plata".

Pero, la segunda vez que declaró la historia cambió. Esto fue después de la presentación que realizó en la causa de los cuadernos. Alli, José López introdujo una conexión con la figura de la ex Presidenta Cristina Kirchner, porque afirmó que el dinero se lo había dado el ahora asesinado Fabián Gutiérrez, ex secretario de presidencia; que le pidió que "unifique la plata".

Su justificación para no haber dicho nada de eso hasta 2018 fue que que hasta ese momento "le temía a la ex mandataria". Es ante Claudio Bonadío en esa declaración que cuenta un supuesto diálogo en el que ella le pregunta si iba a ser "parte del problema o de la solución".

Nunca López pudo aportar ninguna prueba acerca de esos dichos, pero los medios hicieron de esa frase un uso constante y permanente hasta hoy, "como verdad revelada".

5. El verdadero origen del dinero que ya no le interesó a los medios

El fiscal Osorio consiguió que Estados Unidos conteste un pedido que debería haber sido básico e iniciático en las investigaciones: el rastreo de fajos de dinero de Estados Unidos jamás utilizado previamente.

Porque en los bolsos se encontró un ladrillo de billetes, que poseía en total 100.000 dólares de los casi 9 millones, con el sello del "Comerzbank" de aquel país, y otra leyenda de la Reserva Federal de USA.

El Departamento de Justicia norteamericano jamás le respondió al juez Rafecas, pero increíblemente sí lo hizo con el fiscal Osorio. A los medios poco les interesó.

La respuesta reveló que ese bloque de dinero había sido transportado por la empresa "Brinks" hasta el Banco Finansur de Buenos Aires.

Además que la partida transportada había sido en total de 3,2 millones de dólares.

El Estado argentino del momento, a través de la Oficina anricorrupcion, a cargo de Laura Alonso, tampoco se interesó ya en el origen real del dinero, en ni llamativa consonancia con los medios de comunicación.

El Banco Finansur, vale recordar era manejado por el tesorero de Boca, y operó con algunas empresas trascendentes en la obra pública, entre ellas la investigada brasileña "Odebrecht".

Quizás por eso nunca hubo una verdadera investigación.

Esa pista del "dinero López", podía llevar a lugares no deseados para el armado de la novela perfecta.

Quizás "tirando de esa piola" podían haber encontrado noticias desagradables.

Un banco allegado a Macri y a Boca, además de empresas vinculadas al ex mandatario y a, su primo Angelo Calcaterra, y en medio la compañía que es la principal sospechosa de hechos de corrupción en toda latinoamérica y se cargó a un presidente en Perú.

En el poco difundido juicio a José López, no hubo tampoco intentos de avanzar en la búsqueda del origen del dinero.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión