Sociedad
HISTORIAS BONAERENSES

Contra el acoso y la inseguridad: una joven de Lomas de Zamora creó un llavero de defensa personal

Desde Lomas de Zamora, una joven vende llaveros de defensa personal para mujeres, que incluyen una alarma, gas pimienta, manopla y hasta una tarjeta-navaja

Tamara Pons aprendió de muy chica que la calle no es un lugar seguro y mucho menos para una mujer. En su adolescencia, cada vez que debía tomarse el tren sola para llegar hasta el colegio y también para regresar a su hogar en el partido bonaerense de Lomas de Zamora, colocaba entre sus dedos una llave larga y puntiaguda para usarla como si fuera un puñal en caso de sufrir una situación de acoso o de tener que enfrentar cualquier circunstancia que pusiera en riesgo su vida. Hoy, con 22 años, y cansada de vivir con esa inseguridad, lleva adelante su emprendimiento “Mamá Llegué”, que se dedica a comercializar pintorescos llaveros de defensa personal.

“Tengo la costumbre de enviarle mensajes a mi mamá comentándole dónde estoy, a dónde voy o con quién estoy porque siento que es algo que la pone un poco más tranquila. A la hora de elegir el nombre para el proyecto, me pareció muy empático elegir ‘Mamá llegué’ porque todas las mujeres, tengamos la edad que tengamos, le mandamos un mensaje a mamá o a alguien cercano para avisarle que llegamos bien”, explica Pons en diálogo con INFOCIELO.

TE PUEDE INTERESAR

Lomas de Zamora defensa personal mujeres 2.jpg

Según precisa, la idea nació en noviembre del año pasado, a raíz de una publicación que vio mientras navegaba por las redes sociales. Se trataba de un posteo de una página de Instagram de Estados Unidos, donde se veía un kit de defensa personal con distintos elementos útiles ante una situación de peligro.

“Como todo esto no existía en la zona, empecé a investigar para traerlo para Argentina, pero la importación era bastante complicada, así que averigüé y descubrí que era algo que se podía hacer acá”, cuenta Tamara, que creó una cuenta de Instagram y se lanzó a armar los primeros llaveros.

Lomas de Zamora defensa personal mujeres 4.jpg

Las consultas no tardaron en llegar y en muy poco tiempo ya tenía pedidos de distintos puntos de la Provincia. “Me sorprendí por el crecimiento tan exponencial que tuvo”, dice la emprendedora lomense y señala que esa progresión se notó mucho más “en algunas fechas particulares como el Día de la Mujer”.

A tan solo cuatro meses de iniciar con este proyecto, la cuenta de Instagram de Mamá Llegué (@mamallegue) ya supera los 40 seguidores y Tamara realiza envíos desde Lomas de Zamora hasta Capital y el Gran Buenos Aires, pero también a otras provincias.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de (@mamallegue)

“Generalmente son mujeres las que compran. A veces nos encargan hombres también, pero la mayoría de las veces los compran para sus esposas, sus novias, hermanas o familiares”, comenta Pons y destaca que, si bien la mayoría de las clientas suelen tener entre 18 y 35 años, “también se contactan chicas más jóvenes que tienen que ir al colegio secundario caminando solas, o mujeres mayores que se mueven solas, abarca a todas las edades”.

Los llaveros de Mamá Llegué tienen un precio que ronda entre los 4 mil y los 6 mil pesos, según el modelo que se elija, y pueden incluir una alarma con una potencia de 150 decibeles, que llega a escucharse hasta una distancia de tres cuadras; un kubotan metálico —pequeña herramienta de defensa personal de origen japonés—; un mini aerosol de gas pimienta, que tiene un alcance de hasta tres metros; un rompecristales y cortacintos; una tarjeta que se desdobla y se convierte en navaja; y una manopla con forma de gatito.

Lomas de Zamora defensa personal mujeres 3.jpg

Además, cada cliente tiene la posibilidad de customizar su kit, eligiendo los elementos y el color de los mismos. “Las mujeres a veces somos un poco más complicadas con el tema de la estética, y como es un objeto que tenés que llevar encima sintiéndote cómoda, dimos la posibilidad de que pudieran personalizarlo”, indica la joven de 22 años, aunque subraya que “siempre hay que priorizar la función del elemento por encima de su color”.

En ese sentido, también hace hincapié en las precauciones que hay que tener a la hora de utilizar estos llaveros y explica que, antes que nada, “tenemos que saber medir nuestras acciones y la posible reacción del otro” para evitar un peligro mayor. “En un asalto o en un robo yo no lo usaría porque no pondría en riesgo mi vida por algo material. Creo que deberían utilizarse en una situación extrema, como un secuestro”, considera.

Lomas de Zamora defensa personal mujeres Lomas de Zamora.jpg

Según afirma la creadora del emprendimiento, algunas de sus clientas le comentan a través de las redes sociales que luego de haber comprado el producto se sienten más seguras, e incluso otras le contaron que ya lo usaron: “Una de ellas me dijo que sintió que la estaban siguiendo en la calle, activó la alarma y los tipos se fueron corriendo; otra me comentó que escuchaba ruidos de golpes y cuando subió a ver qué pasaba, vio que a la vecina la estaba golpeando el marido, así que usó el gas pimienta”.

Si bien es consciente de que muchas personas no ven con buenos ojos su emprendimiento por considerar que se trata de elementos peligrosos, Tamara Pons no piensa dar ni un paso atrás, y repite la frase que le escribió una vez una de sus seguidoras: “Prefiero contar que actué en defensa propia desde una cárcel si es necesario, antes que no poder contarlo nunca”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión