Rock Bonaerense
COBERTURA EXCLUSIVA

Lollapalooza: crónicas del show de Foo Fighters en Argentina

En cada visita, Foo Fighters deja secuelas imborrables en su público. El domingo pasado en el Lollapalooza, renovaron el vínculo fortaleciéndolo para siempre.

Una de las bandas más grandes del mundo volvió a la Argentina para cerrar la versión criolla del Lollapalooza. Todo lo que tenía que pasar, pasó y el rock del bueno pisó nuevamente este país después de cuatro años y una interminable pandemia.

Foo Fighters
Por primera vez los Foo Fighters pasaron por el festival Lollapalooza que se realiza en Argentina.

Por primera vez los Foo Fighters pasaron por el festival Lollapalooza que se realiza en Argentina.

Hace algunos meses, cuando se conoció la noticia de la vuelta al país de la banda de Grohl y compañía, se avizoró un descontento generalizado entre los fanáticos. Ya que, según publicaciones en los grupos de fans argentinos de Facebook, el hecho que la banda asistiera a un festival de la dimensión del Lollapalooza, acarreaba varias dificultades para un fanático raso de los Foo: el precio de la entrada (iba a ser elevado en comparación a un recital de la banda en solitario), el poco tiempo que un festival le otorga a cada banda para emplear el escenario, la variedad musical que dispone el line up de un festival “alternativo”, algo que no siempre es bien recibido por los adherentes a la vieja y nunca exterminada grieta que existe entre el rockero argento y el resto del mundo y de los sonidos .

Te puede interesar

Lo cierto es que ese malestar continuó hasta el día del show pero no fue motivo suficiente para impedir que la magia que existe entre la banda y su público, diga presente. Además, todos ellos saben que en el fondo los Foo bancan al festival, porque lo consideran “un lugar de resistencia”, desde su nacimiento en los años noventa.

El show

Para su cuarta visita a la Argentina, Foo Fighters no hizo una presentación basada en su último disco (Medicine at Midnight, lanzado en febrero de 2021), y decidió repasar su obra de la manera más abarcativa posible, más aun, tratándose de un festival en donde hay entre el público personas que no siguen a la banda y los clásicos siempre conllevan a una presentación más “amiguera” con propios y ajenos. En los papeles, los números parecen no coincidir: en dos horas y cuarto de show, Grohl y compañía tocaron 18 temas, pero las cifras cobran otro valor cuando se contempla el dato que, como parte del fervor rockero, cada canción multiplicó su duración entre zapadas, solos extensos y reformulaciones para que el público también participe a través del agite, ese que tanto emociona a la banda. Para la mesura, recurrir a los discos de estudio.

WhatsApp Image 2022-03-22 at 2.31.46 PM.jpeg

“Foos Addiction”

Como de costumbre, el frente de la batería de Taylor Hawkins cambia de foto y mensaje cada show. Ya han pasado desde bateristas icónicos como Roger Taylor, hasta los hermanos Noel y Liam Gallagher. Está claro que algunas veces se trata de homenajes a sus artistas preferidos pero otras tantas de chistes internos. Lo cierto es que en la última visita a la Argentina la batería de Taylor decía “Foos Addiction”. Un claro guiño de cortesía a la banda del creador del Lollapalooza, Perry Farrell, quien además haría su pasada por el escenario de los Foo.

Cuando el show promediaba las dos horas que tenía pautadas originalmente, “Best of You” arrancó a sonar. Grohl aprovechó el momento para recordar cuando él y Kurt Cobain fueron en 1991 a la primera edición de Lollapalooza a ver todas las bandas que les gustaban y cómo durante todo este tiempo el festival funcionó como “un lugar de resistencia”. Durante el relato, el público coreo cálidamente “Nirvana, Nirvana” y el nombre de su líder.

Acto seguido, invitó al escenario al mentor del festival, Perry Farrell, y juntos subsanaron la falta de Jane’s Addiction en la grilla al interpretar juntos “Been Caught Stealing”. Ahí nomás, arrancó la enérgica “Monkey Wrench”, justo antes de que “Everlong”, el himno de la banda, funcionase como la carta del adiós. Antes de eso, Grohl y una promesa ya recurrente: “Vamos a volver. Si ustedes vienen, nosotros venimos”. La frase sonó en cada visita de la banda, lo que deja divisar que Grohl es un tipo que cumple su palabra.

7-FooFighters-Agus-Dusserre-200322.jpg

Un retrato, un fan y cien mil almas de testigo

El show que los Foo tienen armado, podrían hacerlo tanto en un garaje como en la calle o en cualquier festival o estadio colmado de gente, ya que el gran manejo de escenario que tienen transforma sus vivos en presentaciones inmejorables. Sin embargo, cuando el público argentino es el que está parado delante de los Foo, todo cobra otro sentido.

Grohl no se cansó de recordarles que “en todo el mundo se sabe que ustedes son los mejores”. Tema de por medio, cada canción fue planteada como un regalo para sus fans (de “The Pretender a “Breakout”, y sobre todo en “My Hero”), y antes de una versión distendida de “Wheels”, un fan logró acercar hasta el frente del campo un cuadro con bastidor de medidas considerables en el que había pintado un retrato hiperrealista de su estrella de rock preferida. Grohl lo recibió, lo ubicó al pie de la batería de Hawkins, agradeció y luego invitó al artista a ver el resto del show desde el costado del escenario.

WhatsApp Image 2022-03-22 at 2.32.00 PM.jpeg

Seguramente, los Foo Fighters sumaron adeptos en este Lollapalooza argentino, si es que aún quedaba algún distraído que no los conociera. Por otro lado, en los grupos de redes sociales de fanáticos ya se preguntan cuándo regresará la banda al país. Pregunta que por el momento es una incógnita, pero al mismo tiempo es la medicina que muchos necesitan para aguardar en calma y con paciencia a la banda de rock más potente de los últimos años. Reviví el show de Foo Fighters en el Lollapalooza Argentina, a continuación.

Embed

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión

Dejanos tu opinión