Judiciales y Policiales
ASÍ SIGUE EL CASO

Qué dijo el hombre absuelto por el Caso Lola Chomnalez

El cuida coches que fue absuelto del encubrimiento del crimen de Lola Chomnalez, la adolescente argentina asesinada en 2014, habló con la prensa

El cuida coches que ayer fue absuelto del encubrimiento del crimen de Lola Chomnalez, la adolescente argentina asesinada en 2014 en la playa uruguaya de Barra de Valizas, dijo hoy, al recuperar su libertad, que "casi" lo matan en la cárcel y que durante un tiempo durmió en una bolsa de basura, mientras que uno de los abogados de la familia de la víctima espera que la fiscalía apele el fallo del juez de la causa.

"La pasé mal, casi me mataron, pero bueno, la fui llevando. Pasé dos meses en el calabozo durmiendo en una bolsa de basura", dijo en las últimas horas Ángel Moreira, alias "El Cachila", en declaraciones al canal Subrayado de Uruguay al salir de su lugar de detención.

TE PUEDE INTERESAR

Consultado sobre los motivos que lo llevaron a estar imputado y detenido por el crimen, "El Cachila" explicó que lo "llevaron drogado, hasta las manos" a declarar: "Dije cosas que no debí decir".

"Nunca tuvieron pruebas contra mí", indicó Moreira, condenado por encubrimiento, quien recordó que hace "tres años y medio" no puede ver a sus hijos y que durante ese tiempo también sufrió distintos problemas de salud.

Por su parte, Juan Willman, uno de los abogados de los padres de Lola, dijo que esperan que la fiscal Jéssica Pereira apele el fallo de primera instancia del juez letrado del 1er.Turno de Rocha, Juan Giménez Vera.

El letrado recordó que la causa se lleva adelante con el procedimiento penal uruguayo anterior, por lo que no hay "querella de parte" y ellos dependen de lo que disponga la fiscalía.

Mientras que la fiscal señaló en declaraciones a El Observador que analiza apelar el fallo, pero que primero tiene que estudiar los fundamentos del magistrado. De hecho, Pereira había solicitado al juez que condene al "Cachila" a diez años de prisión por "encubrimiento".

EL CRIMEN

Lola (14) viajó a Barra de Valizas el sábado 27 de diciembre de 2014 y se alojó en la casa de su madrina, Claudia Fernández, quien se encontraba junto a su esposo, Hernán Tuzinkevcih, y el hijo de éste.

Al día siguiente, la adolescente desapareció cuando salió a caminar por la playa y dos días después fue encontrada asesinada a unos cuatro kilómetros de la casa, en una zona de médanos.

Mediante la autopsia se determinó que Lola murió por asfixia por sofocación y que presentaba varios cortes hechos con un arma blanca en distintas partes del cuerpo.

Para la fiscalía, la adolescente trató de escapar corriendo de sus asesinos, fue alcanzada, herida con un arma blanca y golpeada en la cabeza para finalmente morir asfixiada cuando, ante sus probables pedidos de auxilio, le apretaron la cara contra la arena.

"El Cachila" fue detenido al comienzo de la investigación por encubrimiento, pero quedó libre ya que dio negativo el cotejo de su ADN con el material genético hallado en los objetos de la víctima, pero en 2019 la Justicia uruguaya lo volvió a imputar y lo detuvo como encubridor al concluir que "estuvo presente antes, durante y después del homicidio" de la adolescente.

Desde entonces, los peritos de la Policía Científica continuaron con los cotejos de ADN con cada uno de los nuevos ingresados al sistema carcelario por otras causas y así llegaron al familiar del ahora acusado de ser el autor material del crimen.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión