Judiciales y Policiales Municipios
A PESAR DE ESTAR PROCESADO

Lincoln: denuncian que ascendieron a un policía que ebrio chocó y mató a un joven

En noviembre de 2020 un policía franco de servicio y ebrio iba en moto y chocó y mató a un joven. Está imputado penalmente pero igual ascendió en la fuerza

La familia de Eduardo Guerrero, un joven de 23 años que murió en la ciudad de Lincoln tras ser impactado en noviembre de 2020 por una motocicleta que era manejada por un policía bonaerense de civil en estado de ebriedad, denunció que el agente fue ascendido de rango en la fuerza a pesar de que está procesado y camino a juicio oral, lo cual fue confirmado por fuentes policiales.

"Al momento del hecho era cabo y lo ascienden a sargento. Él sigue trabajando normalmente, nunca estuvo detenido. Me genera mucha impotencia. Me da a pensar que la Justicia está a favor de él", expresó Itatí Domínguez, madre de Eduardo, en relación al policía Juan Manuel Odermatt.

TE PUEDE INTERESAR

Es que la noche del 15 de noviembre del 2020 dos motos colisionaron en la intersección de calles Belgrano y Laprida, en la vecina localidad de Lincoln: una de ellas era manejada por Guerrero, quien estaba acompañado de una amiga y por el impacto recibió heridas de consideración, agonizó 60 días y falleció en el Hospital de Junín.

Mientras que el otro vehículo era conducido por el entonces cabo de la Policía montada Odermatt, quien no estaba en funciones al momento del siniestro y que, según está acreditado en la causa, se desplazaba alcoholizado y en contramano.

Al respecto, Itatí apuntó contra los investigadores iniciales del hecho y dijo que "intentaron encubrir el hecho" ya que "el primer informe accidentológico desapareció" y se tardó "más de 90 días en pedir los registros de las cámaras de seguridad" de aquella esquina.

"Me pregunto por qué tardaron tanto en pedir las cámaras. Después de tanto tiempo ya no se podían ver más los registros. Se regraban cada 15 días. Esa fue una irresponsabilidad del Ayudante Fiscal de Lincoln, Juan Martín Camaleonti", indicó la madre de Guerrero, que denunció irregularidades en el proceso, ya que luego del choque "llegaron al lugar policías que conocían a Odermatt y que no figuran en la causa como testigos".

Tras el hecho, Odermatt fue imputado por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Junín, a cargo de Paola Luján, por "homicidio culposo agravado por conducción de vehículo y calificado por consumo de alcohol", pero quedó en libertad.

La causa fue elevada a juicio oral por la jueza de Garantías 3, María Laura Durante, en agosto, aunque aún no se conoce la fecha de inicio del mismo.

Al respecto, Itatí manifestó que "cuanto más se tarde, más se favorece al policía".

"Queremos que vaya preso, que pague como un ciudadano civil. Que no tenga privilegios por ser policías. El debería dar el ejemplo. Queremos que pierda su puesto en la policía. Sabemos que sigue manejando ebrio. La corporación policial, quienes deberían sancionarlo lo encubren", afirmó la mujer.

En ese sentido, fuentes policiales confirmaron agencia que Odermatt fue ascendido a sargento en el año 2021 en la policía montada de Campana, aunque "tiene un sumario en su contra casi terminado" por el incidente en el que Guerrero perdió la vida, sobre el cual adelantaron que se pedirá un "aconseje de sanción de cesantía".

"Esto significa que se llevó a cabo la investigación administrativa correspondiente y se lo estaría echando de la fuerza a la brevedad", indicó un vocero de la fuerza.

A su vez, Itatí aseguró que Odermatt "sigue circulando por la calle donde chocó" a Eduardo.

Por último, Domínguez confesó estar "profundamente dolida" por la pérdida de su hijo: "Es muy doloroso porque la justicia no actúa. La ley de víctimas siento que está de adorno. Es como que por ser policía tiene otros derechos y a él se le respeto. El violó los derechos de mi hijo y lo va a seguir haciendo si no sucede algo".

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión