Política y Economía Municipios
LEGISLATURA TRAS EL APAGÓN

Saintout no quiso firmar un pedido de sesión especial para quitarle la concesión a EDELAP

Desde el massismo primerearon a la legisladora platense con un pedido especial para abordar la situación de EDELAP tras el apagón. Saintout firmó de apuro tras haberse negado en primera instancia.

El extenso y prolongado apagón que afectó a la zona norte de La Plata desde el sábado 22 hasta el jueves 28 de junio provocó un verdadero cimbronazo político en el oficialismo y en la oposición. Dentro de las filas de Cambiemos debieron girar 180 grados y apuntar los cañones contra el monopolio que, con su aval, consolidó el empresario Rogelio Pagano en la Provincia.

Por su rápida reacción, para el intendente Julio Garro fue todo ganancia, porque cuestionó a EDELAP y también a parte de la oposición, especialmente a Florencia Saintout, que se candidatea a intendenta una vez más, por haber ido a buscar rédito político de lo que podría haber sido una tragedia para gran parte de la Ciudad.

TE PUEDE INTERESAR

Para Saintout fue todo pérdida porque ni siquiera pudo reaccionar a tiempo. Dentro del armado opositor, fue el Frente Renovador, que no tiene legisladores en la sección, el que agitó un pedido de sesión especial para tratar la caducidad del contrato y quitarle la concesión a EDELAP. El diputado Jorge D'Onofrio pidió “ir a fondo” contra la empresa y contra “sus cómplices”, en referencia a Mauricio Macri y a María Eugenia Vidal.

PEDIDO DE SESION ESPECIAL by Eduardo Médici on Scribd

Lo insólito es que, privada del protagonismo que da la primera jugada, Saintout y su bloque no quisieron firmar el pedido. Esto fue aprovechado por Guillermo Escudero, que también jugará en las PASO por la intendencia, que estampó su firma junto a las de massistas como Rubén Eslaiman, Ramiro Gutierrez, Valeria Arata, Jorge D'Onofrio, Ricardo Lissalde, Pablo Garate y Javier Faroni.

Como era de esperarse, la negativa de Saintout se hizo pública y la ex decana de Periodismo ensayó una movida desesperada: no sólo firmo de apuro, en una esquina del documento, sino que sobreactuó protagonismo: mediante un tuit salió a anunciar que firmaba y a desmentir a las publicaciones que sostenían lo contrario.

El problema es que lo hizo 24 horas después de que la presentación del proyecto había sido anunciada, con lo cual su argumento perdió peso específico. De hecho, hay facsímiles que demuestran que la firma de Saintout llegó sobre la hora y quedó muy marginada en el espacio de la hoja.

 

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión