Política y Economía
EL QUE NO LLORA NO MAMA

La leche a 100 pesos pero "La Serenísima" dice que pierde

Justo en la época en que "La Serenísima" subió los precios de la leche hasta 100 pesos la larga vida, La Nación informa que Mastellone se queja por pérdidas

Parece un trabajo de "pinzas". En el mismo momento en que la principal empresa láctea decidió elevar sus precios hasta que un litro de leche larga vida cueste alrededor de 100 pesos, un artículo del diario La Nación anuncia que la empresa dueña de "La Serenísima" arrojó balances "a pérdida" durante el último trimestre en su ejercicio contable.

Por estos días algunas grandes cadenas de supermercados, especialmente ligadas a la chilena Cencosud (Jumbo, Vea y Disco) quitaron de sus góndolas cualquier otra marca de leche que no sea la fabricada como "top" por Mastellone SA, es decir "La Serenísima".

TE PUEDE INTERESAR

Esa táctica es la que utiliza habitualmente el oligopolio lácteo para "imponer" un precio de referencia en mancomunión con los grandes hipermercados que se comprometen a, durante un tiempo, vender sólo y únicamente esa marca, inclusive quitando de las góndolas aquellas de precios cuidados, como "Apóstoles" o las llamadas marcas blancas con el nombre del supermercado.

De ese modo "acostumbran y convalidan" un valor muy por encima y "de golpe" del mismo producto que se pagaba 70 pesos hasta no hace muchos días.

A sabiendas de que gran cantidad de consumidores se abstendrán de comprar ese producto básico no les preocupa la situación porque lo que buscan es instalar psicologicamemte que "desde ahora la leche larga vida vale 100".

Luego de establecido monopólicamente ese precio, permiten jugar a otras marcas menores, habilitando junto a los grandes supermercados esa participación.

Pero la marca económica ya no costará 49 o 55 pesos el litro, seguramente aparecerá en los próximos días por encima de 65 a 75 pesos, lo cual a comparación de los 100 de la primera marca parecerá barato en la cabeza del consumidor y habrán convalidado una suba de casi el 50% de un tirón.

Pero en la búsqueda de la "complicidad de los clientes", necesitan también convencerlos de que este aumento es producto de lo que en épocas cercanas se le decía "sinceramiento de precios" para utilizar un eufemismo que reemplace a "suba desmedida", y lo haga significar algo racional.

Por eso en los informes de la compañía láctea más importante del país se "lloran pérdidas" y los grandes medios de comunicación poco dicen del aumento abismal del litro de leche, pero se explayan bastante en explicar las caídas en los balances de la empresa.

Por eso hoy el diario La Nación publica en un importante y destacado lugar este título:

"La dueña de La Serenísima perdió $828 millones en el primer trimestre del año"

Y luego agrega: "Ese nivel se trata de una baja del 44% respecto de igual período de 2020; en la empresa apuntan a la dificultad de recuperar vía precios la suba de costos".

Screenshot_20210507-104416_Chrome.jpg
El artículo del diario La Nación que cuenta casi como una "publinota" las pérdidas de "La Serenísima", la empresa láctea mas importante del país por no poder recuperar "vía precios" su ganancia

El artículo del diario La Nación que cuenta casi como una "publinota" las pérdidas de "La Serenísima", la empresa láctea mas importante del país por no poder recuperar "vía precios" su ganancia

Ahora sí queda armado el combo para la suba desmedida.

1) precios de 100 pesos el litro SIN COMPETENCIA

2) Complicidad de los hipermercados de mayor superficie

3) Anuncio de baja en las ganancias de la empresa láctea mas importante del país

4) Publicación en los principales medios de comunicación de ese mal rendimiento que justifique los aumentos para que no pierdan los "alicaídos empresarios".

Nada se dirá, en cambio, del zarpazo de los precios en góndola que afecta el bolsillo de los consumidores, ni de lo mal pago que históricamente estuvieron, están y seguirán estando los verdaderos productores de leche que son quienes provienen de los tambos argentinos.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión