Política y Economía
Tensión y desaires

La trastienda de la cumbre entre Alberto, Kicillof y Larreta

El jefe de Gobierno porteño confirmó a último momento su participación y obligó a un cambio de horario. "No politicemos la pandemia", le reclamaron.

El diálogo entre Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta se congeló el jueves de la semana pasada, cuando el presidente anunció la reducción de la coparticipación de la Ciudad. Desde entonces, no hubo ninguna comunicación y todos los puentes fueron tendidos por las segundas filas. La trastienda de la cumbre que tendrá lugar hoy en Olivos.

La convocatoria del presidente al jefe de Gobierno porteño y a Axel Kicillof llegó después de una serie de “desaires políticos” que Larreta le hizo en los últimos días al gobernador bonaerense. “Kicillof se comunicó el lunes para coordinar una reunión y Horacio le respondió que ya era momento de que se encarguen los equipos técnicos”, reconocen desde Uspallata.

TE PUEDE INTERESAR

La devolución de gentilezas fue absorbida por Santiago Cafiero, quien ofició de intermediario y aplacó las aguas. Fue él quien mantuvo la reunión con los respectivos jefes de Gabinete de Kicillof y Larreta para avanzar en las decisiones sanitarias de cara a la renovación del aislamiento.

“Larreta está politizando la mesa de diálogo de la pandemia porque sabe que le rinde en las encuestas y hacia la interna de su propio partido”, advierten desde el Gobierno nacional. En efecto, la convocatoria del presidente responde a la decisión del Ejecutivo de marcar una división clara: “Una cosa es la coparticipación y las diferencias políticas, otra la agenda sanitaria”.

Quien le acercó la invitación a Larreta el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello. “Convocan al diálogo el mismo día en el que dan a conocer otro proyecto de ley con quita de fondos a la Ciudad”, se quejaron desde la Ciudad, aunque aclararon que nunca estuvo en los planes del jefe de Gobierno porteño ausentarse del encuentro.

Horacio no va a romper el diálogo vinculado a la pandemia, pero anticipó que si se llega a tratar otro tema en la reunión, se levanta y se va. No quiere que lo corran con que incumple con su responsabilidad de gestión, pero no se va a prestar más al juego del presidente”, refuerzan.

La intención del presidente es acercar posiciones y conciliar “puertas adentro”, una dinámica que se aceitó durante todos estos meses de pandemia. De hecho, se espera que el gobernador bonaerense participe del primer tramo de la reunión y luego se retire de Olivos, para que Alberto y Larreta mantengan otro encuentro a solas.

La trastienda de la cumbre tuvo sus condimentos adicionales. Si bien desde el entorno de Larreta sostienen una y otra vez que nunca estuvo en discusión su presencia, desde Casa Rosada la versión es otra. “Hasta último momento estuvo en tela de juicio si aceptaba o no. Pidió incluso modificar el horario porque ya tenía una reunión de trabajo por zoom al mediodía”.

A efectos prácticos, la postal de hoy será meramente eso: una “foto para la tribuna”, en un contexto en el que todos reconocen que la campaña ya empezó. La letra chica de lo que se defina en términos sanitarios para el AMBA la van a terminar de escribir Cafiero, Felipe Miguel y Carlos Bianco en la reunión que mantendrán por la tarde en Casa Rosada.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión