Judiciales y Policiales Municipios
Por como se mueven

Sospechan que son policías los ladrones de restaurantes en Lanús

Desde el viernes hubo tres golpes comando en tres locales gastronómicos. Para el Municipio se trata de un mensaje mafioso

Una banda de delincuentes asaltó tres locales gastronómicos en las últimas horas en la localidad bonaerense de Lanús y por la forma en que los ladrones empuñaron las armas y caminaron en los hechos desde el municipio sospechan que los asaltantes son policías.

Los robos ocurrieron entre el viernes y el domingo en los locales Pizza Hot, The Corner y Kick Off, de ese partido del sur del conurbano, según detallaron los voceros.

TE PUEDE INTERESAR

Los asaltantes actuaron armados con armas cortas y ametralladoras, amenazaron a los clientes y los despojaron de sus billeteras.

Y ante esta ola de asaltos con esa modalidad salió a hablar el secretario de Seguridad del municipio, Diego Kravetz.

Para el funcionario municipal se trata de una banda conformada por policías. "Nos llama poderosamente la atención la forma que empuñan (las armas) y el desplazamiento al caminar, nos llama bastante la atención, es una forma que uno ha visto varias veces en escuelas de policía", expresó Kravetz.

"Se muestran como profesionales", y "en un caso particular se descubrió a uno de los malvivientes vistiendo el mismo uniforme (tricota) que utilizan las fuerzas de seguridad", se informó en un comunicado difundido por la Secretaría de Seguridad de Lanús.

"Estamos muy conmocionados con esta situación, en cinco años no tuvimos nunca un hecho de estas características y ahora tuvimos tres seguidos más uno anterior, que fue el robo de un auto, muy raro también, con un despliegue inusual", señaló Kravetz.

Y agregó: "Nos llama la atención el despliegue, las armas que usan, la forma en que se mueven, lo osado de los hechos, el hecho de que conozcan la zona, en el sentido de cuándo y dónde, porque para venir a parar acá han robado un auto en Capital, pasado por el Anillo Digital, vuelto para Lanús, robado y vuelto a ir para Avellaneda".

Y lo más llamativo, añadió el funcionario, es que el botín fue "magro", ya que en algunos casos ni se llevaron la recaudación sino sólo el dinero de los clientes, que calculó en total de no más de 50.000 pesos.

Por otra parte, en el comunicado difundido por su área se menciona que "estas prácticas son propias de la mafia, con la finalidad de dejar un mensaje y amedrentar a la sociedad".

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión