Judiciales y Policiales Municipios
Por una bicicleta

Un policía retirado resistió a los tiros un robo y un ladrón resultó muerto

Fue en San Francisco Solano. Un hombre de 56 años volvía a su casa y fue abordado por tres delincuentes. Como escuchó a uno que le decía al otro “tirale”, se defendió a balazos

Un policía retirado fue asaltado por tres delincuentes cuando se dirigía a su casa en la localidad bonaerense de San Francisco Solano pero se resistió a los tiros y logró evitar el robo, y la Justicia investiga si un joven que murió en un hospital de la zona de un balazo en una pierna era uno de los ladrones que participó en el hecho, informaron desde la fuerza.

El episodio ocurrió durante la madrugada de ayer en cercanías del cruce de las calles 844 y 886, en el mencionado municipio del sur del conurbano, mientras el expolicía, de 56 años, se dirigía hacia su casa en su bicicleta.

TE PUEDE INTERESAR

En ese momento, el hombre fue interceptado por tres jóvenes que comenzaron a exigirle que les entregara el rodado y, de acuerdo a lo que relató al radicar la denuncia por robo en la comisaría Cuarta de San Francisco Solano, oyó que uno de los delincuentes le dijo a otro "tirale, tirale".

Ante esa situación, el efectivo retirado con grado de mayor extrajo una pistola Taurus calibre 9 milímetros que llevaba consigo, disparó tres veces hacia los asaltantes para evitar que le robaran y escapó del lugar sin que le llegaran a sustraer ningún elemento.

En tanto, poco después un joven de 24 años, identificado como Roberto Daniel Ortigoza, que se encontraba internado desde la madrugada en el Hospital Eduardo Oller por un balazo en su pierna izquierda, murió a raíz de la gravedad de la lesión, precisaron las fuentes.

Con esa información, el fiscal a cargo de la causa, Martín Conde, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Quilmes, dispuso las diligencias de rigor para determinar si el fallecido era uno de los ladrones que intentó robarle al expolicía.

Al respecto, los datos aportados por el hombre sobre la vestimenta de los delincuentes coincidió con la que tenía puesta Ortigoza, quien poseía antecedentes por hechos similares.

Por ese motivo, Conde aún no imputó al damnificado y ordenó a la Policía local que lleve adelante las tareas correspondientes para intentar establecer las identidades y el paradero de los otros cómplices.

La causa fue caratulada como "robo agravado en poblado y en banda en grado de tentativa".

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión