Judiciales y Policiales Sociedad
La Plata

Para la fiscal, el cura Lorenzo no puede ser sobreseído porque “no cometió delito alguno”

La defensa de Eduardo Lorenzo había pedido sobreseimiento en una causa que se tramita en la UFI 1. Para la Justicia, en la preparatoria juicio, el expediente está archivada

Tras un pedido de sobreseimiento de la defensa del sacerdote Eduardo Lorenzo, la fiscal platense Ana Medina consideró, directamente, que no hay elementos en la causa donde “se sindique al peticionante como autor de delito alguno”.

Se trata del religioso que renunció hace horas a la capellanía del Servicio Penitenciario bonaerense por “motivos personales”.

TE PUEDE INTERESAR

“En el caso que nos ocupa, no ha existido actividad por parte de este órgano que sindique al peticionante como autor de delito alguno”, indicó la funcionaria judicial, a cargo de la UFI 1, según la resolución a la que accedió INFOCIELO.

Medina diferencia entre la posibilidad de que “se indique a un sujeto como autor de un hecho concreto” y  la situación de que “se haya dado inicio a una investigación en base a una denuncia que no da cuenta de la existencia de un hecho ilícito concreto sino más bien de pautas de conducta susceptibles de ser investigadas”.

“Se trata de una investigación  preliminar, preparatoria de un juicio, que dada la imposibilidad de encuadrar los hechos como delitos, ha sido archivada ”, aclaró Medina en su escrito.

Alfonso Eduardo Lorenzo no reviste la calidad de persona indicada como autora de o participe de la comisión de un delito, o sea no reviste el momento calidad de imputado”, puntualizó en el documento la integrante del Ministerio Público.

Mal podría entonteces decretarse el sobreseimiento de una persona en relación a hechos que no ha resultado posible siquiera calificar ‘prima facie’ como delitos. Se trataría de una sobreseimiento en abstracto un sobreseimiento por cualquier conducta que pudiere endilgársele”, explica Medina.

Las especulaciones en torno al contenido del expediente pusieron en una situación incómoda a Lorenzo. En el medio de esa discusión, Lorenzo acordó con el Arzobispo, Víctor Fernández, frenar su desembarco como párroco en la iglesia Nuestra Señora del Carmen de Tolosa.

Tanto Lorenzo como Fernández estaban esperando las novedades judiciales. “La mala información contaminaba todas las notas. Decían que la causa había sido desarchivada y eso era disparate”, explicaron desde la representación legal de Lorenzo. Las versiones daban cuenta de una posible agresión con connotación sexual contra un menor.

Con respecto a su larga trayectoria como capellán del SPB, Lorenzo negó rotundamente haber sido confesor del padre Julio Grassi. El fundador de Felices los Niños está preso en la cárcel de Campana desde 2013, donde paga una condena de quince años  “abuso sexual agravado”.

De esta manera, Medina responda al pedido vista del expediente del juez de garantías Juan Pablo Masi, quien ahora está en condiciones de resolver el pedido de los letrados de Lorenzo.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión