La Plata
ANALISIS PLATENSE

Más cantada que la guerra de Julio Alak contra los manteros en la ciudad de La Plata

Era más previsible que una helada en invierno. El programa de reordenamiento del centro de la ciudad de La Plata, con el traslado de los vendedores ambulantes hasta un predio montado por la Municipalidad en el barrio de Meridiano V tenía una falla desde la concepción: los “manteros” que no aceptaran la invitación de la comuna se resistirían y comenzaría la puja por el metro cuadrado de espacio público en el centro de la capital bonaerense.

Y este plan tiene otro error conceptual que todavía los diseñadores del equipo de Julio Alak no admiten y por lo tanto no tienen una alternativa de solución: cómo hará el Estado comunal para evitar que –el día que se terminen las obras de restauración de las plazas céntricas, definidas desde este portal como “el Foro de Julio Alak”- regresen los vendedores a instalarse sobre un nuevo solar renovado y a estrenar.

TE PUEDE INTERESAR

Es un planteo que los propios comerciantes ya anticiparon: “Cuando reubiquen a los que están ahora, vendrán otros. Y si arreglan las plazas, será más atractivo todavía”, decían los emprendedores callejeros cuando la gestión del actual intendente comenzó a impulsar este programa.

Pero eso pasará en unos meses. En estos días, la pelea es otra. La pugna por ocupar la porción de vereda se disputa dia a dia.

Persuadir

En concreto, desde hace una semana dotaciones de inspectores que no están dedicados a controlar el tránsito, ni a tratar de mejorar la seguridad ciudadana y tampoco a realizar inspecciones o acelerar habilitaciones comerciales, están concentrados en una nueva cruzada contra los senegaleses y otras colectividades que resisten sobre las principales arterias de la ciudad con sus ofertas de ropa, bijouterie, anteojos y artículos importados varios.

Julio ALak en el paseo de compras de Meridiano V.jpeg
Julio Alak posa con vendedores ambulantes que aceptaron mudarse a Meridiano V

Julio Alak posa con vendedores ambulantes que aceptaron mudarse a Meridiano V

Se notificó a más de 130 personas no solo por la ocupación de calles, sino también por la comercialización ilegal de mercadería. Se les pidió adherirse al Programa de Reconversión de la Venta Ilegal en la Vía Pública que impulsa la Comuna.

Ocurrió incluso este fin de semana largo en las zonas comerciales de 12, 8, 7, diagonal 80 y adyacencias. Según informó el municipio en un comunicado se notificó a 62 personas con puestos instalados irregularmente, de las cuales 26 aportaron sus datos y otras 36 se negaron a hacerlo.

Por ahora, la batalla contra la venta callejera asoma como una de las más visibles políticas públicas encaradas en estos primeros meses del quinto mandato de Julio Alak.

La Ciudad de La Plata no brilla

Por el momento, el esplendor con el que soñaron los fundadores de la Capital de la Provincia, cuando hace más de un siglo le recomendaron la tarea a Pedro Benoit, está eclipsado por la imagen que devuelven las mantas derramadas sobre los cordones del centro.

La otra iniciativa que demanda buena parte de la gestión municipal, como lo dijimos en este espacio hace una semana, es su intento por convertir el centro de La Plata en un gran Foro al estilo romano.

El riesgo de la cruzada contra la venta ilegal es que se concrete la máxima de Carlos Marx cuando escribió sobre un episodio de la política francesa del Siglo XIX y proclamó que "La historia ocurre dos veces: la primera vez como una gran tragedia y la segunda como una miserable farsa".

Por ahora, la historia ya le guardó a Alak un lugar en sus páginas cuando un operativo policial para desalojar vendedores ambulantes terminó en escándalo. Esa sería la “tragedia” de la que hablaba el economista alemán. El riesgo es que esta segunda intentona termine en una “gran farsa”.

TE PUEDE INTERESAR