Sociedad La Plata
VISITAS INESPERADAS

Lagartos en La Plata: qué hacer si ves uno en tu barrio

La aparición de este reptil en distintas zonas de La Plata sigue sorprendiendo a los vecinos. Conocé todo sobre los saurios más grandes de Latinoamérica.

Primero apareció uno en el casco urbano. Después otros en San Carlos, Villa Elisa y Tolosa. Así, el lagarto overo tomó protagonismo en La Plata y muchos vecinos se mostraron sorprendidos -y preocupados- con sus visitas. Es que a pesar de que el animal forme parte de las especies típicas de la región, su presencia es común en zonas rurales y no tanto en las urbanas. Y mucho menos en un inodoro, claro, como ocurrió en octubre dentro de una casa ubicada en las inmediaciones del Parque Saavedra.

Considerado el saurio más grande de Latinoamérica, este reptil también recibe popularmente el nombre de iguana, aunque no lo sea. También con el paso de los años sufrió modificaciones su denominación científica: antiguamente se lo conocía como Tupinambis teguixin -como todavía mucha gente lo llama-, luego su epíteto específico pasó a ser Tupinambis merianae, y hoy en día es oficialmente Salvator merianae.

TE PUEDE INTERESAR

"La aparición en la zona es común y de hecho es parte de la fauna autóctona", explicó en diálogo con INFOCIELO el biólogo Luis Giambelluca, integrante del Centro de Estudios Parasitológicos y de Vectores CEPAVE (CONICET-UNLP). Y agregó: "Posiblemente, con el confinamiento de la gente, se han animado un poco más a adentrarse en los barrios". Además, el especialista aseguró que "en las periferias, los barrios más bien rural-urbanos o rurales, su presencia es común desde siempre", y enumeró entre las localidades donde es un clásico el contacto entre lagartos y personas a Villa Elisa, City Bell, Los Hornos y Arana.

la plata reptil lagarto indoro.jpg
En octubre, un lagarto apareció en el inodoro de una casa de La Plata (Foto: @PedroAribe)

En octubre, un lagarto apareció en el inodoro de una casa de La Plata (Foto: @PedroAribe)

La pregunta que muchos se hacen al toparse con este reptil de más de un metro y medio de largo es si es o no peligroso. Frente a esto, el experto enfatizó: "En caso de encontrarse con un lagarto overo, la persona no tiene ningún riesgo mientras no lo acorrale ni lo intente capturar. Cuando lo quiere capturar, empieza a haber un riesgo porque el animal se va a defender, y se sabe defender".

La mayor de las advertencias del especialista tiene que ver con evitar las mordeduras. Y esto se relaciona con dos cuestiones. Por un lado, al tener un porte muy importante, su mordida es muy fuerte y, además, una vez que cierra la boca, es difícil volver a abrírsela. Por otro, la suciedad que suele tener en la zona de los dientes puede ayudar a la transmisión de tétanos o cualquier bacteria capaz de generar una septicemia. "Son heridas después a considerar", aseveró Giambelluca.

Ante su aparición, entonces, lo mejor que se puede hacer es simplemente "tratar de no molestarlo y llamar a Bomberos si uno realmente quiere sacarlo de la de la casa porque está atrapado". Es que, según el biólogo, muchas veces solo están de paso, ya que las viviendas familiares no son lugares en los que se sienta cómodo. "Si uno puede observarlo, disfrutarlo y dejarlo ir es lo mejor", aseguró, y describió que "por su conducta, puede llegar a pasar que si alguien le da de comer o no lo molesta", el animal se acostumbre e incorpore dentro de su ruta de paso ese lugar.

lagarto la plata.jpeg
En el barrio de Tolosa, el reptil encontró refugio en un hueco de la calle

En el barrio de Tolosa, el reptil encontró refugio en un hueco de la calle

Sobre darles o no alimento, recomendó: "Que la gente le dé comida me parece genial, porque es disfrutar la presencia de un animal sin que tenga que ser mascota". En relación a esto, contó que suelen darle huevos, que es lo que le gusta, pero que mucha cantidad puede causarle problemas. "Lo mejor es darle una dieta variada", subrayó, y aclaró que si bien el reptil aceptará con gusto todo lo que se le ofrezca, la nutrición que logra cuando se alimenta por sus propios medios es la equilibrada.

"Si acostumbran a recibir comida, solo comerán eso", explicó. Esto, advirtió, generará que, a mediano plazo, presenten algún tipo de déficit o exceso nutricional perjudicial para su salud. "Digamos que invitarlos a una merienda no está mal, ya malcriarlos no", ejemplificó.

APARECIO UN LAGARTO EN LA CIUDAD

El reptil forma parte de la fauna autóctona de La Plata

El lagarto overo es omnívoro y tiene un apetito muy grande cuando está activo, algo que no ocurre durante gran parte del año, ya que hiberna. "Van a comer lo que puedan y por lo general son buenos controladores de ratones o algunas amenazas como langostas. A quienes viven en zonas rurales pueden ayudarles con las quintas, para que no se disparen esas poblaciones", detalló el licenciado.

Muy afín al agua, este reptil se reproduce a través de huevos. En Argentina, además del overo, que habita en lugares húmedos, se encuentra el Salvator rufescens, conocido popularmente como lagarto colorado, el cual se desarrolla en zonas áridas.

"Es una presencia a la que tendríamos que tratar de acostumbrarnos y disfrutar, no combatirla o hacer mucha alarma", reflexionó Giambelluca tras las constantes apariciones en La Plata, aunque hizo una aclaración aparte: es importante tener especial cuidado con los más chicos.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión