Judiciales y Policiales La Plata
DELINCUENCIA SIN ALMA

La Plata: un robo, una celada, un bebé arrojado al piso y un detenido

Dos delincuentes robaron un kiosco en La Plata, quedaron filmados y los identificaron. En una celada en Villa Elisa un bebé resultó lesionado

Momentos de suma tensión se vivieron en las últimas horas en La Plata cuando en una celada para detener a dos delincuentes, uno de ellos, con el afán de escapar arrojó al piso a hijo de su cómplice, un bebé de 7 meses, el que debió ser internado, informaron fuentes policiales.

bbb.jpg

La historia de este caso había comenzado el lunes cuando dos delincuentes, uno armado con un revólver, ingresaron a un kiosco ubicado en Camino General Belgrano y 493, en Gonnet, y tras encañonar al empleado, un hombre de 31 años, se alzaron con la recaudación y celulares.

TE PUEDE INTERESAR

Los delincuentes escaparon y la víctima radicó la denuncia en la comisaría Decimotercera, ubicada en Gonnet.

Personal del Gabinete Técnico Operativo de la seccional avanzó con la investigación y al analizar las imágenes de las cámaras de seguridad del comercio identificaron a los dos ladrones, oriundos de la localidad de Arturo Segui.

Así fue que los efectivos policiales llevaron adelante una treta para detenerlos: contactaron a uno de los identificados por las redes sociales y pactaron la compra de los celulares robados.

La celada avanzó y acordaron encontrarse para la transacción en la esquina de 8 y 51 de Villa Elisa. Ahí fueron este martes los policías vestidos de civil y llegaron los dos sospechosos con un bebé en un auto Volkswagen Gol azul.

La tensa situación se dio cuando los ladrones advirtieron que habían sido engañados. En ese momento uno de ellos arrojó a la cinta asfáltica al bebé y tras apuntar con un arma de fuego a los policías comenzó a correr.

aaa.jpg

El cómplice, padre del bebé y conductor del auto, en su afán por huir dio marcha atrás en una arriesgada maniobra y por centímetros no aplastó al niño de 7 meses.

Los policías lograron detener al chofer y padre desalmado, un joven de 20 años, mientras que otros efectivos pusieron a resguardo al bebé.

La persecución a pie del otro delincuente continuó hasta 9 y 52, donde se descartó el arma, un revólver calibre 38 corto.

El revólver fue incautado pero el delincuente se escabulló.

Junto a la madre del bebé, que fue convocada al lugar, una ambulancia derivó al bebé al Hospital de Niños, para ser atendido por los golpes que sufrió.

En el caso tomó intervención la UFI N° 2 de la fiscal Betina Lacki.

En el auto Volkswagen azul encontraron tres celulares, entre ellos uno de la víctima del asalto en el kiosco.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión