Judiciales y Policiales Municipios La Plata
No robarás

La Plata: La odisea de un cura en un asalto en una parroquia

Fue en la Iglesia San Francisco de Asís de 12 entre 68 y 69, de La Plata. Despertaron al cura. Lo golpearon y maniataron. Se llevaron un cuantioso botín. Analizan huellas y cámaras para dar con los ladrones

En pijama y con una herida cortante y sangrante salió ayer a la madrugada el Padre Jorge, un cura de 63 años, de la Parroquia San Francisco de Asís, para pedir ayuda a los empleados de una casa funeraria ubicada en 12 ente 68 y 69 de La Plata.

El sacerdote acababa de sufrir un violento robo. Cuatro delincuentes se habían colado por un ventiluz a la casa parroquial y lo despertaron.

TE PUEDE INTERESAR

Apenas abrió los ojos el cura observó que un encapuchado le apuntaba con un arma de fuego. Para amedrentarlo le dieron un rudo culatazo en la cabeza y luego el sacerdote fue maniatado.

Enseguida, los intrusos se alzaron con un importante botín. De acuerdo a la información oficial, la banda se apoderó de casi un millón de pesos pero en dólares, un Cádiz de oro que se usaba para la misa, electrodomésticos, joyas, un revólver y un auto.

Al lugar del hecho llegaron efectivos del Comando de Patrullas y de comisaría Novena. También una ambulancia del SAME. Los médicos asistieron al sacerdote por su herida en la cabeza.

Los investigadores policiales levantaron huellas en la parroquia y ya tienen las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona. Buscan identificar a los asaltantes.

Los ladrones se llevaron un Volkswagen Golf gris, propiedad de la Iglesia, y al parecer habían llegado en un Peugeot 504.

En el hecho tomó intervención la UFI N° 5 del fiscal Juan Menucci, quien mantuvo contacto con la víctima y tomó detalles del violento caso.

El padre Jorge fue capellán de la Policía Bonaerense y los pesquisas no descartan que los delincuentes actuaron con el conocimiento de que el sacerdote tenía sus ahorros en la parroquia.

La banda preparó todo horas antes del atraco: el miércoles alguien le robó el celular al cura y cortaron el cable de la telefonía fija, con la clara idea de incomunicarlo al momento del robo.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión