La Plata
Más de 200 bolsas con restos humanos

Hallazgo en el Cementerio: hijos de Julio López piden a la Justicia analizar los restos humanos encontrados

Frente a lo encontrado en el Cementerio de La Plata, Rubén, hijo de Julio López: "algunos de esos restos podrían corresponder a nuestro padre".

Tras el tenebroso hallazgo de 500 ataúdes y 200 bolsas con huesos anónimos en los depósitos del Cementerio de La Plata, los hijos de Julio López, presentaron una orden de no innovar para que se hagan todos los trabajos y cotejos correspondientes a fin de saber si los restos son de su padre desaparecido.

Jorge Julio López había sido secuestrado en La Plata durante la dictadura y torturado en el Pozo de Arana. Fue víctima y testigo de múltiples torturas, pero a diferencia de varios de sus compañeros de prisión, pudo sobrevivir para no dejar en el olvido el horror de Etchecolatz, su represor.

TE PUEDE INTERESAR

Jorge Julio López.jpg

En el juicio de 2006 conocido como "la causa Etchecolatz", Jorge Julio López fue una voz clave para esa y las condenas posteriores. Las cuatro declaraciones judiciales que ofreció López lo señaló como el jefe del operativo de su secuestro y a Garachico como quien daba las órdenes de tortura.

image.png

Y por segunda vez, pero esta vez en democracia Julio López fue desaparecido y hasta el día de hoy no se sabe nada.

El pedido de los hijos de Julio López

Lo encontrado en el Cementerio de La Plata conmovió a los vecinos de la ciudad, y tal es así que el pasado miércoles, Rubén López, presentó a través de un abogado una orden de no innovar. "Para que se hagan todos los trabajos y cotejos correspondientes a fin de saber por si o no si algunos de esos restos podrían corresponder a nuestro padre", señaló el hijo de Jorge Julio López y continuó: " Tanto mi hermano como yo esperamos que las fiscalías hagan todo lo posible y lo imposible también".

En el panteón del Cementerio denominado “Protectora”, se encontraron 16 cajones de madera con una protección interior metálica, que podrían ser de bóveda o de un nicho y sin identificación. En el segundo depósito, denominado “sala de velatorios”, se hallaron arrumbadas cerca de 200 bolsas de consorcio negras con restos óseos, muchas sin estar identificadas. En este espacio también se encontraron 15 cajones féretros de madera.

image.png

Mientras que en el tercer depósito, ubicado en el segundo piso del edificio, se encontraron cientos de féretros de personas adultas y 22 correspondientes a niños, ya que tenían la identificación de "angelitos".

Por último, en el cuarto depósito, denominado “galpón de arena”, se encontraron con más de 107 ataúdes apilados indiscriminadamente arrumbados y bolsas negras de consorcio con restos humanos.

TE PUEDE INTERESAR