Judiciales y Policiales La Plata
QUEJAS POR EL ACCIONAR POLICIAL

Asalto armado en un kiosco y absoluta impunidad

Un kiosco fue el blanco elegido por dos motochorros que a punta de pistola amenazaron a un empleado y se dieron a la fuga. Todo quedó filmado

Los hechos de inseguridad se suceden día a día a lo largo y a lo ancho de la Provincia de Buenos Aires. Y en La Plata y no hay barrio que se salve de los ladrones. En las últimas horas se conoció un hecho en el que el blanco elegido fue un kiosco ubicado en la zona de laa Estación de trenes donde dos motochorros actuaron con total impunidad, uno de ellos ingresó al comercio, amenazó al empleado con un arma y se fugó. Pese a que todo quedó filmado, la policía no tiene ninguna pista de los asaltantes hasta el momento y, según denunció la víctima, ni siquiera le tomaron la denuncia correspondiente.

video_watermark1669384180814.mp4

El episodio quedó grabado en las cámaras de seguridad del local y en el video al que accedió

TE PUEDE INTERESAR

INFOCIELO se puede observar la violencia con la que actuó el delincuente. Se trata de dos jóvenes que llegaron a la esquina de 1 y 44 en moto. Uno de ellos se bajó y el otro lo esperó afuera para hacer de "campana".

El que ingresó lo hizo con un pistolón, el cual fue utilizado para amenazar a la víctima, a la que se la puede ver atemorizada, rogando que no le disparen y ofreciéndole que se lleve todo lo que estaba a su alcance. Fue ahí en donde elmotochorro le arrebató el celular al empleado y más tarde arrancó la caja registradora.

Una vez que consiguió su objetivo, salió con el botín para subirse al rodado y escapar junto a su cómplice con rumbo desconocido. Lo cierto es que el joven vivió una pesadilla que duró apenas segundos.

Robo a kiosco de La Plata: "La saqué barata, pudo pasar lo peor"

INACCIÓN POLICIAL

El empleado, quien renunció al trabajo por temor, se quejó porque tras el atraco “fui a la comisaría segunda, donde me atendieron por una ventana y no me tomaron la denuncia”.

Indignado, refirió que entonces “fui a la comisaría tercera, aunque no era la que correspondía por jurisdicción. Me atendieron bien, pero me mandaron a que vaya nuevamente a la otra. Me pasearon por todos lados y no me tomaron la denuncia en ninguna dependencia”.

Lo que más lamenta la víctima, sabiendo que está a salvo y que solo fue un susto, es que “perdí más de lo que había en la caja, entre mi celular y lo que me va a costar el trámite para hacer el nuevo documento”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión