Política y Economía
En videoconferencia

El intendente Aiola filtró una crítica y Kicillof respondió

Fue durante la videoconferencia de lanzamiento del FIM. Kicillof le dio la palabra a Aiola que habló de obras y de otras cosas.

El lanzamiento de la primera parte del FIM incluyó para Axel Kicillof un contrapunto con un intendente por el sistema de fases que aplica la Provincia para permitir o prohibir actividades en los distritos. Fue Víctor Aiola, el radical de Chacabuco, quien aprovechó el momento para pedir una “revisión”.

Aiola, de Juntos por el Cambio, tomó la palabra para contar los trabajos que se realizarán en su municipio y, tras dar detalles sobre los mismos y agradecer al equipo de Provincia, se metió con la cuestión sanitaria.

“Por ahí el sistema de fases hay que reevaluarlo entre todos. La Provincia de Buenos Aires es muy heterogénea. No es lo mismo una ciudad que está al lado de la ruta 7, como la nuestra, que una que no lo está. La cantidad de casos varía mucho de una ciudad a otra. Quizá eso hay que evaluarlo entre todos y aportar nuestra mirada cada uno”, señaló el jefe comunal.

Firma de convenios para infraestructura municipal

La mención tiene lugar en medio de un fuerte tironeo entre la Provincia y el intendente de Tandil, Miguel Lunghi, quien comenzó a aplicar un sistema propio –tipo semáforo- y fue acusado por el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, como “separatista checheno o catalán”. Bianco estaba hoy junto a Kicillof pero no habló.

Tras escuchar a Aiola, Kicillof dijo: “Gracias, lo tomo”. Aunque se mostró receptivo, igualmente, hizo una defensa de las medidas que vienen tomando desde el Frente de Todos. “Todo el tiempo estamos mirando como reevaluarlo. Si tuviéramos un sistema muy heterogéneo entre municipios vecinos se plantearían dificultades”, señaló

“Queremos encontrar la mejor respuesta para los 17 millones de personas que habitan la provincia. Creo que lo venimos llevando muy bien. Pero es cierto que la mente humana necesita certezas para organizarse, aunque sea frágiles”, agregó Kicillof.

“Estamos buscando el punto justo entre norma y flexibilidad. Eso en la Provincia es una proeza y trato de hacerlo, pero esto es un tema médico”, advirtió

"Yo dije no gobierno con encuestas ni con focus groups. En Argentina que la opinión pública es muy volátil capaz hacemos una encuesta, la gente quiere abrir todo y entra el virus y empiezan a preguntar quién fue el irresponsable que abrió todo porque empiezan los contagios y las muertes", analizó Kicillof

“Yo pedí hacer algunas encuestas y les aseguro que no todos quieren salir. Están cansados, pero entienden. Les pido mucha templanza y mucha fortaleza”, sinceró Kicillof.

“Víctor, tenemos que seguir mejorando. Tenemos que seguir midiendo con el termómetro que tienen ustedes”, se dirigió el Gobernador al intendente. Y luego advirtió que “están todos los teléfonos abiertos” de sus funcionarios y que “cortarse solo es la peor solución”.

TE PUEDE INTERESAR

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión