Política y Economía
CORONAVIRUS EN LA PROVINCIA

Kicillof: "No podemos convivir con este nivel de muertes"

El gobernador Kicillof brindó una conferencia de prensa dura pero certera. Además anunció un paquete de medidas económicas y multas para la Provincia.

En medio de la crisis sanitaria por el coronavirus, Axel Kicillof volvió a brindar una conferencia de prensa para anunciar la continuidad de las medidas contra la segunda ola de la pandemia con un tono y mensaje tan duros como reales.

En primer lugar, tal como anticipó INFOCIELO, el Gobernador anunció que la Provincia va a adherir al pie de la letra las medidas anunciadas por Alberto Fernández. "Los decretos en la República argentina tienen valor de ley. Son ley. En la Provincia de Buenos Aires vamos a respetar la ley. Así funcionan las instituciones y la democracia", puntualizó Kicillof.

TE PUEDE INTERESAR

Hay dos lecturas entre líneas a esa declaración: por un lado, le marcó la cancha a la oposición "rebelde" y a la actitud que hace quince días tuvo Horacio Rodríguez Larreta de cuestionar y judicializar las medidas tomadas por el Gobierno Nacional que sirvieron para amesetar la curva de contagios.

Por el otro, su disconformidad con la decisión del Presidente de no tomar medidas más duras para bajar la cantidad de casos. "Estuvimos considerando la posibilidad de aplicar mayores cuidados", había asegurado inmediatamente antes. Fue Alberto Fernández el que desechó esa posibilidad.

Luego de ese breve prólogo, el Gobernador avanzó en una descripción en crudo del panorama epidemiológico de la Provincia en general, pero de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires en particular, donde el panorama es crítico y los roces ideológicos tensan aún más la situación.

Señaló la fuerza que tuvo esta segunda ola, que en un mes cuadruplicó los casos de covid y ocupó mil camas de terapia intensiva. "Hoy estamos en 1.618 ocupadas y quedan libres aproximadamente 800 en la region del AMBA. Tenemos un 76% de ocupación. En la primera ola no pasamos de las 1.250 camas ocupadas", sostuvo Kicillof.

"Son niveles de absoluta saturación en el sistema de salud. Son niveles de ocupación altísimos. El sistema está en completo estrés. Esto quiere decir que el sistema está en una situación donde las camas no dan abasto. Esto hay que decirlo no para sembrar el miedo sino porque con la realidad se decide mejor", expuso.

Del tsunami de casos a medidas que no alcanzan

Kicillof señaló a las nuevas cepas -principalmente la de Manaos y la del Reino Unido- que ya circulan de forma elevada en el AMBA como las responsables de la fuerza que tomó la segunda ola de coronavirus, y remarcó nuevamente que las medidas de Alberto Fernández hace tres semanas fueron efectivas para frenar la curva de casos.

"Esa situación que yo denomine tsunami ha tenido un pequeño respiro estos últimos días. La curva paró de crecer, se estabilizó y ahora en la Provincia se está notando un leve descenso", aseguró el Gobernador.

Aún con la relativa buena noticia, Kicillof se mostró disconforme y dio a entender que esperaba más firmeza en Alberto Fernández con nuevas restricciones para disminuir los casos de coronavirus. "Lo único que se puede hacer cuando hay un pico no es estabilizarlo, es reducirlo", insistió .Según el Gobernador, la única forma de lograrlo es bajar aún más la circulación de las personas.

Alberto Fernández Rodríguez Larreta Kicillof.jpg
Las medidas contra el coronavirus se negocian entre Provincia y Ciudad, pero define Nación. Kicillof esperaba más restricciones.

Las medidas contra el coronavirus se negocian entre Provincia y Ciudad, pero define Nación. Kicillof esperaba más restricciones.

"Logramos detener el crecimiento aceleradísimo que tenía, pero con eso no alcanza de ninguna manera", remarcó. "Algunos hablan como si fuera bueno estar en una meseta. La meseta esta involucra seguir con estos grados de tensión y ocupación del sistema sanitario que son inadmisibles. Es un sistema que está al borde del colapso. No podemos vivir al borde del colapso", insistió el Gobernador.

"Conformarnos con 10.000 casos por día es conformarnos a vivir con cientos de muertos por día. Yo no estoy dispuesto. Hay que seguir trabajando en bajar los casos, que es la única manera de bajar los muertos. No es momento de ver las encuestas, tienen que ser estos grados inadmisibles, insostenibles, de terapia intensiva y muerte", enfatizó.

Las únicas novedades que anunció respecto a nuevas restricciones, fueron un régimen de entrega de mercadería fuera de los locales no esenciales. Es decir, en la vereda, y la implementación de cierres y controles sanitarios en los accesos desde Capital Federal a la Provincia, como consensuaron entre la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Nación.

Respecto a la presencialidad de las clases, uno de los temas más polémicos y agrietados, Kicillof fue tajante: se mantendrán de forma virtual hasta que la situación epidemiológica lo permita. "Todos queremos la presencialidad", aclaró, "pero acabo de mostrar estadísticas contundentes".

Las estadísticas contundentes, además de la situación crítica del sistema de salud, tiene que ver con lo que realizaron otros países de la región y el mundo que también suspendieron la educación presencial en condiciones mucho menos críticas.

"La suspensión de la educación presencial en Alemania se tomó y se toma arriba de los 165 casos cada 100.000 habitantes. En Uruguay cuando se tomo había 661 casos cada 100.000 habitantes, en Chile 374 casos cada 100.000. Hoy la Ciudad de Buenos Aires tiene 1.370 casos cada 100.000 y en el Gran Buenos Aires 1.000 casos cada 100.000 habitantes. Es una situación muy grave. Por eso a problemas graves, soluciones complejas", sostuvo.

Vacunación e internaciones: las dos caras de la moneda

En la Provincia y en el país la curva de vacunados y la curva de contagios son dos índices que compiten día a día. Uno para el lado de la vida, y el otro para el lado de la enfermedad y la muerte. Kicillof lo ejemplificó como "dos caras de una misma moneda" y contó que mantiene la vigilancia sobre ambos.

"En las terapias intensivas de la Provincia y del país se está librando una guerra contra la muerte. La entrega, la vocación de los trabajadores y trabajadoras de la salud es conmovedor", señaló.

"La otra cara de esa moneda es otra cosa que hemos hecho esta semana, que es recorrer los vacunatorios. Vamos a terminar de vacunar a los primeros 3 millones. Basta hablar con cada uno de los que reciben la vacuna para ver dónde está la verdadera libertad", aseguró sobre la campaña de vacunación.

https://twitter.com/Kicillofok/status/1388122444108648451

Ya hay más de 2,7 millones de bonaerenses vacunados, y está cerca de completarse el primer hito, que implica al personal de salud, mayores de 70 y grupos de riesgo, que están arriba del 85% de vacunados.

La gran noticia por estos días, a la que Kicillof hizo referencia, es la efectividad de las vacunas. Está comenzando a notarse el efecto de vacunar a los grupos de riesgo, con una importante caída en las internaciones entre aquellos que recibieron al menos una dosis.

"La efectividad de las vacunas ha resultado excelente. Muy pronto vamos a tener estudios de internados y fallecidos comparando grupos vacunados de aquellos que no tenían la vacuna. La verdad que la eficacia de la vacuna se está viendo muy claro", dijo el Gobernador. Un informe del Sistema Argentino de Terapia Intensiva (SATI) respalda su afirmación.

Un paquete de medidas para paliar la crisis

Al igual que ocurrió el año pasado, las restricciones golpearán a distintos sectores de la economía. En ese sentido Kicillof fue claro y señaló que no es el Gobierno, sino la pandemia la que provoca la crisis. "Digo claramente de la pandemia y no de las restricciones y los cuidados, porque son producto de la pandemia", sostuvo y comenzó con una batería de anuncios.

En total, la Provincia destinará $70.000 millones a fortalecer las medidas de asistencia, tanto social como al sector productivo. Entre las principales que anunció Kicillof se encuentra la ampliación del servicio alimentario escolar, que llegará a 2 millones de niños, niñas y adolescentes.

También habrá un aumento para la jubilación mínima de la provincia en 35% y también las pensiones atadas al salario mínimo. En lo productivo, el principal anuncio fue para el sector de la cultura y el turismo, con la renovación del fondo de emergencia por $500 millones. En esta otra nota se pueden encontrar las medidas completas.

Por último, el Gobernado anunció la entrada en vigencia del sistema de multas para quienes no cumplan las medidas implementadas contra el coronavirus. Serán de hasta $4,3 millones, y están explicadas en detalle en esta nota.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión