Rock Bonaerense
LIKE A ROLLING STONE

Cumple 77 años Keith Richards, el Señor rock and roll

En 1943 nacia Keith Richards, cofundador, guitarrista, compositor y productor de los Rolling Stones. Te contamos qué ver, leer y escuchar para conocerlo mejor.

Keith Richards cumple 77 años, quien además de ser junto a Mick Jagger el responsable de que los Stones existan, tiene una vasta carrera como solista, que es para muchos, su mejor versión.

Tiene una vida llena de rock, talento y excesos, que él mismo contó en su libro de memorias titulado “Life”, publicado hace una década. En él, Keith Richards describe el epítome de las estrellas de rock y de los excesos. Son 550 páginas con muchas fotos inéditas en las que habla de su relación con Mick Jagger, de cómo se formó la banda, de su relación con las drogas y cómo el resto de los músicos, trataban de ponerse a tono con él y no podían seguirle el ritmo. Era bestial. Él dice que siempre usaba las mejores drogas y nunca se pasaba de lo permitido.

Te puede interesar

Richards también habla sobre Anita Pallenberg, su pareja por muchos años, con quien tuvo un hijo que murió muy pequeño. Relata como Jagger se metió con Pallenberg y él se vengó metiéndose con su mujer, sincerándose de cómo sobrellevan eso, confesando que solo se relacionan para temas de la banda, y que no son amigos.

Keith Richards
Keith Richards publicó hace una década "Life", un libro con sus memorias.

Keith Richards publicó hace una década "Life", un libro con sus memorias.

En “Keith Richards: Under the influence”, disponible en la plataforma Netflix, comienza con la Obertura de la Flauta Mágica de Mozart mientras Keith mira al cielo, las aves y los árboles.

Desde el minuto uno se entiende que el filme no es un documental informativo sino sensitivo, se basa específicamente en la experiencia, gusto y pasión por la música del Stone más “guauchito”.

“La música es el centro de todo, es algo que une a las personas a través del tiempo, es indefinible”, dice el guitarrista que creció con Billie Holiday, Louis Armstrong, Mozart, Robert Johnson y Muddy Waters y que aprendió a tocar la guitarra con el estilo español influenciado por su abuelo.

En esta película imperdible para los amantes de la música se descubre a un artista que, con la cara llena de fisuras, la voz aguardentosa y sus riffs de blues diábolico de fodo, sonríe y dice: “Yo no envejezco, evoluciono”.

Keith Richards: Under the Influence | Trailer [HD] | Netflix

Por último, la música, que si bien esta presente en todo lo anteriormente recomendado, hay un disco bisagra para el rock: “Talk is Cheap”, el disco que casi acaba con los Rolling Stones.

De hecho, se reeditó el año pasado, tres décadas después, este gran primer disco en solitario de Keith Richards, que no solo es, probablemente, el mejor álbum de rock de los ochenta, sino la respuesta del guitarrista a un periodo tembloroso de la banda, que estuvo a punto de dar al traste con sus más de 25 años de trayectoria meteórica.

Cuando se hace memoria sobre el pasado de los Rolling Stones, una de las carreras más largas de la historia de la música, muchos pasan de largo ante uno de los momentos más complicados de la banda inglesa. Keith Richards lo recuerda así en sus memorias: “Los Stones no hicieron ni una sola gira entre 1982 y 1989, y no pisamos un estudio juntos entre el 85 y el 89”.

Es necesario valorar también el momento sentimental que Richards estaba viviendo. En una entrevista que concedió a Rolling Stone en octubre de 1988 se autodenomina “hombre de familia”. Muy lejos de la imagen que años después se impondría como el rockero que desayunaba heroína y alcohol. “Ahora con cuarenta y cuatro años, Richards se describe a sí mismo como un hombre hogareño”, relataba el periodista Anthony Decurtis en la revista del genero más importante de Estados Unidos. Además de los dos hijos adolescentes que tenía de su tormentosa relación con Anita Pallenberg, era padre de dos niñas pequeñas de su matrimonio con la modelo Patti Hansen. “Se ve maltratado, pero en forma; se aprecian unos bíceps bien desarrollados”, terminaba comentando Decurtis.

En este “caos” interno, Richards se lanzó a promocionar su disco debut, para el que alistó a nombres con los que llevaba años queriendo trabajar. El más sonado fue el de Johnnie Johnson, el legendario pianista de Chuck Berry, que en ese momento trabajaba como chofer de colectivo en Saint Louis. “A raíz de aquello volvió a tener la oportunidad de tocar en público con un piano en condiciones y, durante el resto de sus días, se dedicó a actuar por todo el mundo con mucho éxito”, afirmaba orgulloso Richards. A Johnson podemos escucharle en el tema I Could Have Stood You Up, al lado del teclista Chuck Leavell, el bajista Joey Spampinato y Mick Taylor, único miembro de los Stones que participó. A lo que había que añadir a los X-Pensive Winos, que era el apelativo que recibió la superbanda de acompañamiento de Richards, en homenaje a un champagne de más de mil dólares del que disfrutaron en las sesiones celebradas en Quebec.

Embed

Una verdadera vida de rockero, sin caer en eso de creerse una “estrella”. Un personaje humilde, querible, amado y respetado por sus colegas, Richards festeja hoy acompañado por su mujer, sus hijos y nietos, los 77 años mejor vividos del planeta tierra.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión

Dejanos tu opinión