Política y Economía
Sergio Torres, nominado

Vidal ya tiene a su candidato para completar la Suprema Corte Bonaerense

El Gobierno oficializó la postulación del juez federal Sergio Torres para ocupar la vacante que dejó Juan Carlos Hitters hace más de dos años. Es especialista en delitos de corrupción pública y privada.

Tras casi 30 meses de vacancia, María Eugenia Vidal se dispone a llenar la silla que dejó Juan Carlos Hitters en la Suprema Corte bonaerense en 2016. Ya tiene candidato: el juez Federal Sergio Torres, que se desempeña en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal N°12.

Hoy el Ministerio de Justicia hizo oficial la postulación mediante un edicto en el que publicó los antecedentes académicos y de desempeño en el ámbito judicial de Torres, de acuerdo a lo que dispone la reglamentación provincial. Tras difundir durante cinco días el perfil del candidato, se abrirá la instancia de oposición y finalmente la búsqueda del acuerdo del Senado.

TE PUEDE INTERESAR

Torres tiene 54 años y, si bien nació en Adrogué, partido de Almirante Brown, y estudió en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, desarrolló casi toda su carrera en la Justicia Federal y, más precisamente, en el ámbito porteño.

Es por eso que su designación sorprendió y produjo cierto malestar en los pasillos de la Justicia bonaerense, donde ya recelan de la “intervención” porteña que significó el desembarco de Julio Conte Grand en la Procuración General. Mucho más si se tiene en cuenta que llega desde la Justicia Federal.

En los Tribunales platenses se inclinaban más a aceptar a las candidatas femeninas que se mencionaban en la rosca: María Laura Leguizamón, exsenadora con pasado K, y Fernanda Nuevo, que es Camarista en San Isidro y esposa del intendente Gustavo Posse, de Cambiemos.

Torres es Doctor en Ciencias Jurídicas (2008) y Magister Internacional en Nuevos Delitos Penales (2007), también ejerce como profesor de Derecho Penal en la Universidad de Lomas de Zamora y preside el Consejo Académico de la Casa de Ana Frank en la Argentina.

Su formación en materia de lucha contra la corrupción pública y privada, y su desempeño en causas de narcotráfico lo hacen un candidato a la medida del paladar de María Eugenia Vidal, y se descuenta que la bancada oficialista en el Senado hará pasar el trámite sin mayores sobresaltos toda vez que requiere de mayoría simple.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión