Política y Economía
Grave

Flybondi y JetSmart en El Palomar: Tagliaferro y Valenzuela acusados de “armar protestas” contra la justicia

Los jefes comunales de Juntos por el Cambio de los municipios de Morón y Tres de Febrero se encuentran en la mira de los vecinos de la zona que se oponen al funcionamiento del aeropuerto comercial.

La polémica que envuelve al gobierno nacional y a las low cost Flybondi y JetSMart por el aeropuerto El Palomar ahora salpica fuertemente a los intendentes de Morón, Ramiro Tagliaferro, y de Tres de Febrero, Diego Valenzuela. Es que en los últimos días hubo protestas a favor de las  controvertidas aerolíneas y en contra de la justica por resolver el cese de vuelos nocturnos en la base militar. Ahora trascendieron denuncias donde acusan a los jefes comunales de “armar” los reclamos en favor de las empresas y la utilización de cuestionables maniobras.

Al respecto, el concejal de Morón, Diego Spina, denunció que el intendente de esa localidad, Ramiro Tagliaferro, habría organizado las “protestas armadas” que tuvieron lugar el martes frente al polémico aeropuerto El Palomar y el jueves en la sede del Juzgado Nº2 de San Martín a cargo de la jueza federal Martina Forns. Allí, exigían que Flybondi y JetSmart puedan seguir volando durante toda la noche.

TE PUEDE INTERESAR

“Hoy Morón pagó micros para salir al Juzgado de San Martín y protestar contra una jueza federal. El Comité Radical está llamando a barrabravas para ir al Juzgado de San Martín. Es de locos. ¿Para defender un aeropuerto trucho?”, afirmó el edil en declaraciones radiales.

Asimismo, indicó que “los mismos que nos dicen que hay que respetar la República ¿Cuándo un juez toma una decisión van con micros a protestar a la puerta? Es que lo único que defienden son negociados y con mucha fuerza y prepotencia, los de ellos”.

Mientras desde el gobierno nacional mostraban que se trataban de protestas espontáneas, los vecinos que se oponen a que las low cost vuelen a toda hora por los grandes perjuicios que padecen denunciaban que era un reclamo “actuado”. En ese sentido, cuestionaban la presencia de colectivos naranjas, la uniformidad de los carteles impresos y demás elementos que sugerían una marcha de “aparato” tanto en la base militar como en la sede judicial de San Martín.

Además, trascendió que algunas personas que estaban en las protestas se hacían pasar como vecinos, pero en realidad eran empleados de la Municipalidad de Morón y de Tres de Febrero. De hecho, los vecinos también denunciaron que los intendentes de Juntos por el Cambio liberaron a sus trabajadores municipales el martes y jueves para que asistan a dichas manifestaciones en defensa de Flybondi y JetSmart.

No obstante, la acusación del concejal Spina generó mucho ruido en el oeste del conurbano bonaerense ya que confirmó el rumor que circulaba de que Tagliaferro, junto al Comité Radical local, habrían contratado barras bravas del Club Deportivo Morón para sumar gente en los dos actos de la semana contra el cese de vuelos nocturnos en el controvertido aeropuerto El Palomar. Los mismos fueron con el objetivo de camuflarse como vecinos que estaban a favor de que los vuelos se realicen a toda hora.

En ese marco, no solo se utilizaron los colectivos naranjas para llevar gente a los dos actos sino que ayer a pocas cuadras del juzgado de San Martín se podían ver estacionados los buses de la empresa Manuel Tienda León en los cuales también llevaron a los empleados municipales de Morón y Tres de Febrero, y de las aerolíneas Flybondi y JetSmart.

 

Vecinos denuncian que la empleada municipal de Morón (Dirección de Tránsito), Rosa Delia Orsomarso, se hizo pasar como vecina a favor del aeropuerto El Palomar. 

En la web de la Municipalidad de Morón, Orsomarso figura  dentro de la nómina de personal.

 

En tanto, tal como anticipó este medio, altos funcionarios del Ministerio de Transporte, a cargo de Guillermo Dietrich y la ANAC, a cargo del polémico Tomás Insausti ya tenían preparado repetir el operativo mediático que el Ejecutivo y Flybondi desplegaron en febrero de 2018 donde argumentaron que si no pueden usar El Palomar en forma ilimitada tendrán que cancelar vuelos. Esto es a pesar de que las firmas que operan allí en forma frecuente utilizan los aeropuertos de Ezeiza y Aeroparque cada vez que tienen dificultades para aterrizar en el oeste del conurbano, ya sea por lluvia, neblina o fallas en los aviones.

 

Los jueces de la Sala I Juan Pablo Salas, Marcos Morán y Marcelo Darío Fernández sobre los que pesa una denuncia de un " acuerdo" con el gobierno nacional para que sigan los vuelos nocturnos en El Palomar.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión