Política y Economía
FIN DE LA POLÉMICA

En medio de protestas de Judiciales, Sergio Torres asumió en la Suprema Corte bonaerense

El ex juez Federal prestó el juramento de rigor y ya integra el máximo tribunal bonaerense. Estuvieron María Eugenia Vidal y Daniel Salvador, en medio de ruidosas protestas del gremio de los judiciales.

Casi tres meses después de que se hiciera oficial su postulación, el exjuez federal Sergio Torres prestó el juramento de rigor y se incorporó a la Suprema Corte de Justicia bonaerense. Fue esta mañana, en el palacio de calle 13, en el centro de La Plata, y en el medio de ruidosas protestas de los gremios judiciales.

La jura de Torres contó con la presencia de la gobernadora María Eugenia Vidal, del vicegobernador Daniel Salvador, de los ministros Gustavo Ferrari (Justicia) y Cristian Ritondo (Seguridad), además de personajes del ámbito judicial. Por la marcha de la AJB, todos debieron ingresar por un portón lateral del palacio, bajo una lluvia de insultos.

TE PUEDE INTERESAR

El ministro Héctor Negri fue quien tomó la palabra para darle la bienvenida a Torres, a quien trató de “querido amigo”. “Estoy seguro de que se siente honrado de pertenecer a este tribunal. Nosotros también nos sentimos honrados con su presencia”, le dijo, tras lo cual subrayó la complejidad de la tarea de administrar justicia.

El párrafo más saliente de su intervención fue una caricia para los oídos de María Eugenia Vidal: “Hace 36 años que estoy en esta Corte, desde el renacimiento de la Democracia, nunca jamás existió una presión política o económica que haya podido torcer un centímetro nuestras decisiones”, dijo.

“No las torcieron porque además esas presiones, esos intentos, no existieron, y esto vale especialmente para esta gobernación”, agregó. La gobernadora aplaudía desde la primera fila de invitados.

Torres no tomó la palabra en el acto y se limitó a estampar su firma. Juró "ante Dios, por la Patria y sobre los santos evangelios". 

Su llegada al Tribunal, vale recordar, estuvo signada por las dudas respecto de su idoneidad. En concreto, por la presunta falta de cumplimiento del requisito que exige dos años de residencia anterior e inmediata a su asunción para ingresar al Poder Judicial de la Provincia. 

Torres, presumen quienes lo impugnaron, no lo cumplimenta. De hecho se sabe que hasta 2017 votaba en la Capital Federal y que el domicilio que declaró en territorio bonaerense, en una torre de departamentos, estuvo bajo construcción en los últimos meses.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión