Judiciales y Policiales
LOMAS DE ZAMORA

Juzgada por el crimen del marido, se desvaneció en el juicio

La mujer acusada por el crimen de su pareja en Lomas de Zamora se desvaneció en pleno juicio mientras uno de sus hijos declaraba sobre los abusos de su padre

La mujer que comenzó a ser juzgada por un jurado popular el miércoles último por el crimen de su pareja en febrero de 2019, cuyo cadáver tapado con cemento fue ocultado en un ropero de una casa en el partido bonaerense de Lomas de Zamora, se descompensó mientras declaraba uno de sus hijos y el juicio se reanudará mañana con el testimonio de tres testigos, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de Gilda Acosta Duarte, detenida bajo el régimen de prisión domiciliaria e imputada del delito de "homicidio agravado por el vínculo" de Alejandro Sánchez Escobar (28), a quien supuestamente asesinó tras los reiterados ataques de violencia familiar y los abusos sexuales a los que eran sometidos sus hijos.

TE PUEDE INTERESAR

El juicio está a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 6 de Lomas de Zamora y un jurado popular deberá decidir si la mujer es culpable o inocente.

Voceros judiciales informaron a INFOCIELO que en la segunda jornada del juicio Acosta Duarte sufrió una descompensación mientras uno de sus hijos declaraba ante el jurado sobre los supuestos abusos sexuales que era sometido por parte de su padre.

Ante esa situación, la audiencia fue suspendida y se pasó a un cuarto intermedio hasta mañana a las 8.30, cuando se espera que declaren los últimos tres testigos.

Antes del inicio del debate, la mujer dio una entrevista al programa “Corta por Lozano” del canal Telefé y aseguró que el desencadenante del crimen fue el haberse enterado de que Sánchez Escobar había abusado sexualmente de sus dos hijos de 12 y 13 años.

“Me entero el mismo día de los dos abusos”, señaló Acosta Duarte, y agregó: “Actué como mamá y en ese momento me defendí de él y defendí a todos mis hijos”.

Según su relato, la mujer le dijo a su pareja que iba a denunciarlo y el hombre “se rió” en su "cara" y le dijo que “estaba loca”, aunque “en ningún momento” negó la acusación.

Luego, Sánchez Escobar la amenazó e intentó mantener relaciones sexuales con ella, lo que “desencadenó una discusión”

“Empezamos a discutir por varias cosas. Forcejeamos y fue ahí que yo encontré la pesa que estaba haciendo de apoyo para la puerta y le doy un golpe en la cabeza y él me tira contra un mueble que teníamos, y bueno, no sé, saqué fuerzas de donde no tenía”, expresó la mujer, quien aseguró que no recuerda lo que ocurrió posteriormente.

El crimen se produjo la noche del lunes 18 de febrero de 2019, alrededor de las 11 en Lomas de Zamora cuando la mujer, de nacionalidad paraguaya, tomó un disco de una pesa de 10 kilos que usaban para trabar una puerta para golpear a su pareja y luego agarró el cable de un ventilador, lo cortó y lo estranguló.

El hecho fue descubierto dos días después, en una casa situada en Corbacho al 1500, en la localidad de Villa Rita, partido de Lomas de Zamora, cuando la mujer se presentó en el destacamento local y pidió hablar con el efectivo encargado, a quien le dijo: "Maté a mi pareja y lo puse en un ropero con cemento".

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión