Sociedad
ESCUCHÁ EL RELATO

Juicio por la Memoria: el crudo testimonio del nieto 118

Martín Ogando Montesano nació en un centro de torturas en 1976. Hoy declaró en el juicio del Pozo de Banfield, Pozo de Quilmes y la brigada de Lanús.

Esta mañana se escuchó finalmente el duro testimonio de Martín Ogando Montesano, el nieto recuperado número 118 por las Abuelas de Plaza de Mayo y la búsqueda de la Memoria, Verdad y Justicia por las torturas, desapariciones y apropiaciones ocurridas durante la dictadura sumó un capítulo fundamental. Fue en una nueva audiencia pública virtual en el marco del juicio a los responsables de las privaciones ilegales de la libertad y torturas que sucedieron en los centros de detención clandestinos que funcionaron en "El Pozo" de Quilmes, "El Pozo" de Banfield y la Brigada de Lanús -conocida como "El Infierno"- durante la última dictadura cívico militar en Argentina.

Su abuela, Delia Giovanola -una de las 12 fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo- ya prestó testimonio en vivo en el juicio por los crímenes de lesa humanidad cometidos en esos centros clandestinos de detención; una causa que incluye a 442 víctimas, entre ellas 18 embarazadas y muchos de sus compañeros, y siete niños nacidos en cautiverio. Uno de esos nietos es Martín, su nieto restituido en 2015 , que nació durante el cautiverio de su madre Stella Maris Montesano en el Pozo de Banfield.

TE PUEDE INTERESAR

"No lo sabíamos, nunca quise hacerme ninguna prueba a ver si realmente era hijo de desaparecidos por si llegaba a dar positiva esa prueba por si ellos llegaban a tener algún problema judicial o quedar preso, no me lo hubiese perdonado", confesó Martín durante la audiencia esta mañana.

Fue tras el fallecimiento de sus padres de crianza, cuando Martín decidió presentarse de forma voluntaria en la sede de Abuelas de Plaza de Mayo: tenía la sospecha y quería conocer su origen. Meses más tarde recibió el llamado que lo convertiría en el nieto recuperado número 118. "Me llama Claudia Carlotto, me sorprende el llamado. Ella me dice sentate por favor, te voy a contar la historia, y me dice el nombre de mi mamá y de mi papá".

Embed

Así fue como Martín se enteró de que nació en el pozo de Banfield y de que sus padres Jorge y Stella Maris continúan desaparecidos. "También me dijeron que tenía una abuela que me buscó siempre y estaba ahí con ellos, pude hablar con ella. También me reencontré con mi tía, que era melliza de mi mamá", relató. El 17 de diciembre de 1976 sus padres de crianza lo habían ido a buscar a una clínica de Wilde y desde entonces celebraron su cumpleaños ese día. Ahora, sabe que en realidad nació el 5 de diciembre.

El 16 de octubre de 1976, la pareja fue secuestrada en su domicilio de La Plata mientras la joven estaba embarazada de ocho meses, dejando en la vivienda a la pequeña hija de la pareja, Virginia. Jorge fue visto en el Pozo de Banfield y Stella Maris permaneció detenida en el mismo centro clandestino, donde el 5 de diciembre de 1976 dio a luz a un niño al que llamó Martín. Después del parto, fue llevada al "Pozo de Quilmes".

Con la recuperación de su identidad, Martín conoció la historia de Virgina "Vicky" Ogando, su hermana mayor, que después de años de búsqueda se convirtió otra víctima de la dictadura. Es que desde el momento de la desaparición, Delia Giovanola -que quedó al cuidado de Vicky- emprendió la búsqueda de la pareja y el bebé y años más tarde, Vicky se convertiría en un personaje clave en la búsqueda de su hermano, pero falleció antes de poder conocerlo.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión