Política y Economía
Flybondi y JetSmart

El Palomar: denuncian “arreglo” del gobierno con jueces de San Martín para que sigan los vuelos nocturnos

Los magistrados Juan Pablo Salas, Marcos Morán y Marcelo Darío Fernández de la Sala I de la Cámara de San Martín están en la mira en medio de la controversia por el aeropuerto del oeste del conurbano bonaerense.

El 24 de septiembre próximo debe comenzar el cese de los vuelos nocturnos en el polémico aeropuerto El Palomar en el rango horario comprendido entre las 22 y las 7, según lo ordenó el fallo de la Justicia Federal de San Martín. Sin embargo, empezó a correr un rumor que indica acerca de un supuesto “arreglo” al que habrían llegado los jueces de la Sala I de la Cámara de Apelaciones de San Martín con el gobierno nacional de Mauricio Macri, Flybondi y JetSmart, para así dejar sin efecto la orden judicial antes de su entrada en vigencia.

El rumor habla de que los jueces Juan Pablo Salas, Marcos Morán y Marcelo Darío Fernández habrían entablado “negociaciones” con altos funcionarios del Ministerio de Transporte, a cargo de Guillermo Dietrich. La mismas serían  para llegar a un “acuerdo” de forma tal que la Sala I de la Cámara de San Martín –integrada por estos tres magistrados- dicte una resolución judicial en las próximas semanas para que las low cost Flybondi y JetSmart continúen operando a cualquier hora de la noche y la madrugada en la unidad militar del oeste del conurbano bonaerense.

TE PUEDE INTERESAR

La denuncia se sustenta en fuentes cercanas a los tribunales de San Martín que dan cuenta de la actitud que adoptaron ambas aerolíneas que operan en El Palomar, ya que continúan con las partidas y llegadas de vuelos a altas hora de la noche. Es decir, ninguna de las dos empresas ha informado ni está comunicando a sus pasajeros de un cambio en los horarios de los vuelos programados a partir del 24 de septiembre en adelante, cuando debe entrar a regir la restricción de vuelos entre las 22 y 7.

El fallo de la Justicia Federal del último 24 de agosto otorgó justamente un plazo de 30 días corridos para que estas aerolíneas tengan tiempo suficiente para adecuar sus cronogramas de vuelos. No obstante, ninguna lo está haciendo y, de este modo, alimenta la sospecha de un “arreglo” con los jueces  Juan Pablo Salas, Marcos Morán y Marcelo Darío Fernández.

El “acuerdo” consistiría en emitir una resolución antes del 24 de septiembre para cambiar el efecto de la apelación contra el cese de los vuelos por la noche, ya que la misma fue dictada con carácter “devolutivo” –tal como corresponde en causas ambientales como ésta, ya que se busca proteger la salud y medio ambiente de las personas-.  Lo “devolutivo” implica que la medida cautelar debe cumplirse mientras tramite la apelación del gobierno.

 

 

De todas formas, Salas, Morán y Fernández se lo cambiarían a “suspensivo” de modo que la medida cautelar no entre en vigencia mientras el gobierno nacional apela justamente ante estos mismos jueces, quienes en el pasado ya han adoptado una posición favorable al gobierno nacional y contra los vecinos damnificados.

Los hechos se corresponden con esta sospecha, ya que tanto el gobierno de Macri como Flybondi y JetSmart ya interpusieron lo que se conoce como un “recurso de queja”, solicitando a los magistrados de San Martín que alteren el efecto de la orden judicial para que no tenga que cumplirse mientras dure su apelación y aunque se llegue a la fecha límite del 24 de septiembre.

Asimismo, el rumor habla de que en caso de que este plan tenga algún contratiempo, se habría convenido un “plan B”  consistente en que la Cámara de San Martín acelere todo lo posible la llegada de la apelación a esa instancia para resolverla favorablemente para las low cost y el gobierno nacional, revocando o atenuando el fallo de cese de vuelos nocturnos.

Desde el inicio del conflicto por el aeropuerto El Palomar tanto Salas, Morán y Fernández fallaron siempre a favor del gobierno y en contra de los vecinos. El contexto político en que los tres jueces favorecieron a  la administración macrista cambió totalmente y ahora, en caso de sostener la misma postura, quedarían expuestos en una eventual presidencia de Alberto Fernández. El candidato presidencial del Frente de Todos ya se manifestó en relación al conflicto de El Palomar y afirmó: “Macri y Dietrich van a tener que dar explicaciones por el caso Flybondi y todos los negocios que armaron alrededor de la low cost”, en alusión a lo que los vecinos denuncian como el "aeropuerto trucho e ilegal de El Palomar".

En cualquier caso, para intentar respaldar la movida judicial del “acuerdo” se repetiría el operativo mediático que el Ejecutivo y la aerolínea desplegaron en febrero de 2018 donde argumentaron que si no pueden usar El Palomar en forma ilimitada tendrán que cancelar vuelos. Esto es a pesar de que las firmas que operan allí en forma frecuente utilizan los aeropuertos de Ezeiza y Aeroparque cada vez que tienen dificultades para aterrizar en el oeste del conurbano, ya sea por lluvia, neblina o fallas en los aviones. Esto indica que ambas compañías aéreas pueden operar en esas dos terminales aéreas sin ningún tipo de problema. De hecho, en estos casos (lluvia, neblina o fallas en los aviones) las low cost suelen cambiar de aeropuerto de destino a último momento.

La restricción de vuelos por la noche es una norma muy común en todo el mundo, de hecho se aplica actualmente en más de 250 aeropuertos de Europa, Norteamérica, Asia y Oceanía y las aerolíneas acomodan sus horarios a la normativa o utilizan terminales cercanas.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión