Judiciales y Policiales
LOS DETALLES

Un árbitro de La Plata fue víctima de una violenta entradera

Un nuevo hecho de inseguridad tuvo como blanco a un árbitro de fútbol de La Plata. La entradera se dio en el domicilio del joven

Un nuevo hecho de inseguridad se dio a conocer en las últimas horas y tuvo como blanco a un árbitro de fútbol de La Plata. Según informaron fuentes policiales, la entradera se dio en el domicilio del joven, en la zona de calle 36 entre 24 y 25, alrededor de las 21.30.

Los delincuentes lo sorprendieron al momento de ingresar y rápidamente lo maniataron para internarse en la vivienda. De inmediato, lo hicieron meterse debajo de la cama de su dormitorio y ahí comenzó la recorrida de los ladrones en la propiedad ubicada a metros de Parque Alberti.

TE PUEDE INTERESAR

Hasta que no se aseguró de la partida de los asaltantes, el árbitro no salió de abajo de la cama. Fue después de esto que logró percatarse de lo que le habían robado. Por el momento, no hay datos de los responsables del robo e investigan cámaras de seguridad de la zona.

En su visita, armaron el botín con una billetera con documentación personal y el monto de 6.000 pesos en efectivo, dos perfumes, un par de zapatillas, una campera, dos buzos con capucha, un televisor, tres camisas, tres remeras de árbitro marca Athix de color negra, amarilla flúor y naranja flúor, respectivamente, y una mochila de cuero.

Fiesta clandestina, violencia y muerte en La Plata

MULTIMILLONARIO ROBO

Un caso similar tuvo lugar este fin de semana en La Plata, por la zona del Parque San Martín, donde la propietaria había salido para tomarse unos días de descanso y, aparentemente, informados de esto, un grupo de asaltantes ingresó a su hogar y se llevaron un botín con millones de pesos.

Fue el hijo de la víctima quien se encargaba de cuidar la casa -ubicada en 22 entre 58 y diagonal 75- y cuando se acercó al día siguiente de que ella se fuera, se encontró con que uno de los ingresos estaba violentado. Una vez dentro, vio todos los rincones revueltos y rápidamente llamó a su madre para advertirle lo sucedido. Ante este escenario, decidió cancelar sus vacaciones y regresar para realizar la denuncia.

Cuando regresó, "encontró todas sus pertenencias en el suelo, con los muebles y cajones abiertos", detalló la Policía, mientras se encarga de identificar a los delincuentes.

"Se robaron un total de 6.000 dólares estadounidenses y 400 euros, monto que se hallaba dentro de una cartuchera de color naranja, que se encontraba en el cajón dentro de una habitación", indicaron fuentes policiales respecto a lo recaudado, que en la conversión según el marcado paralelo serían en cerca de $6.500.000.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión