Judiciales y Policiales
UNA DE LAS VÍCTIMAS

Quién era el bombero del accidente del hijo de Ramón Díaz

Michael Díaz, uno de los hijos del director técnico Ramón Díaz, impactó de frente contra el auto del bombero tras una mala maniobra al cruzarse de carril

Aldo Flaqué, ex bombero voluntario, trabajaba como comisionista y todos los martes salía a la ruta para trasladar correspondencia desde su ciudad, 25 de Mayo a 9 de Julio, donde ocurrió la tragedia que protagonizó el hijo de Ramón Díaz.

Eran las 12.10 del martes 14 de marzo cuando le escribió a su esposa, sin saber que sería el último mensaje: “No te hablo más hasta que llegue porque salgo a la ruta y está lloviendo”.

TE PUEDE INTERESAR

A las 12.30, la camioneta de Michael Díaz, uno de los hijos del director técnico Ramón Díaz, impactó de frente el utilitario que manejaba tras una mala maniobra al cruzarse de carril en un intento de sobrepaso. La mujer de Díaz y el ex bombero murieron en el lugar.

Cristian Lavítola, compartió casi 30 años de bombero con Flaqué hasta su retiro. "Estamos todos golpeados. La muerte de Tobita nos jorobó la vida a todos porque nadie quería escuchar esta noticia”, sostuvo.

Tras el accidente, pidieron detener al hijo de Ramón Díaz

“Aldo era un tipo que vivía para su familia. Era un laburante, un tipo normal que trabajó muchos años en el cuartel, donde fue el eterno encargado de la ropería. Era a él a quien se le pedía la gorra, el cinto, las botas, los mamelucos. Un tipo que todo el tiempo se reía, era alegre, jovial. Siempre estaba haciendo chistes, pero era por sobre todas las cosas un tipo prudente, incluso quería dejar de trabajar en la ruta porque estaba muy peligrosa ya, pero Aldo era muy cuidadoso, a tal punto que quedará grabado para siempre el último mensaje que le mandó a su mujer antes de lo que pasó”, dijo Lavítola.

“Lo que le pasó a Tobita nos hizo pensar. En mi casa se charló mucho del tema y mi mujer me preguntó hasta cuando voy a seguir, yo también salgo a la ruta. La verdad es que hay que replantearse todo y ver qué hacemos”, consideró su amigo.

Lavítola contó que “todos en el pueblo hablan de una imprudencia más que de un accidente. Todos, además, saben lo prolijo que era Tobita en la ruta. Su camioneta era 0 km, la estaba terminando de pagar con muchísimo esfuerzo. Hace 25 años que iba y venia por esa ruta todos los martes haciendo su laburo, pero se encontró con un misil con ruedas viniendo de frente, porque eso es lo que son esas camionetas. Por empezar, hay una diferencia de 1100 kilos entre la 4x4 de Díaz y la Kangoo de Aldo. Y para seguir, había más o menos 70 kms. de velocidad de diferencia. Tobita siempre andaba a 110. Hacé de cuenta que te pisa un tanque de guerra en velocidad”.

“Estamos viviendo el duelo, nos sentimos muy destrozados”, dijo Yanina Flaqué, una de las cuatro hijas de Aldo a TN.

Gran parte de la comunidad de 25 de Mayo fue a su velorio. Franco Giménez, el jefe del cuerpo de Bomberos de la ciudad fue quien se ocupó de acompañar a la familia para el traslado del cuerpo.

Antes de dirigirse al cementerio, el coche fúnebre frenó en el cuartel, donde se le hizo una conmovedora despedida antes de llegar al cementerio.

El círculo de Tobita considera “la t ragedia es de las dos familias. Acá hubo dos fallecidos y un chiquito que perdió a su mamá, pero bueno, estas cosas son así y seguramente reclamaremos lo que corresponde”.

TE PUEDE INTERESAR