Judiciales y Policiales Municipios
ESTAFADA CON UN LLAMADO

Pinamar: una jubilada de 83 años cayó en un cuento del tío

Una jubilada perdió 200.000 pesos en un cuento del tío que sufrió en las últimas horas en Pinamar. La estafó una falsa hija que dijo llamaba desde el Banco

Una jubilada de 83 años fue víctima de un cuento del tío en las últimas horas en la localidad de Pinamar y perdió 200.000 pesos en una treta telefónica, informaron fuentes policiales a INFOCIELO.

El hecho de inseguridad bajo la modalidad estafa fue cometido en una vivienda de la calle De La Corvina al 1400 cuando este miércoles la anciana recibió un llamado telefónico.

TE PUEDE INTERESAR

En el llamado una mujer que se hizo pasar por una hija de la jubilada, le dijo que se encontraba en el Banco y que necesitaba dinero para cambiarlos por dólares.

La anciana creyó todo lo que le dijo la estafadora y preparó todos los pesos que tenía en el domicilio, 200.000, y los puso en un envoltorio.

La falsa hija había indicado que iba a mandar a una empleada de Banco a retirar el dinero.

Minutos después una mujer se presentó en la casa de la anciana, recibió el sobre con el dinero y se retiró muy amablemente.

La jubilada llamó un rato más tarde a la hija para saber si había recibido el dinero y ahí se enteró del engaño, por lo que radicó la denuncia policial.

El hecho, caratulado como estafa, quedó en manos de personal de la Estación Policial Comunal de Pinamar desde donde iniciaron la investigación.

Como se recordará, la semana pasada una jubilada de 77 años sufrió un secuestro extorsivo virtual en su casa de la localidad bonaerense de Las Flores por el que pagó un rescate de 1.000.000 de pesos, informaron fuentes policiales.

El hecho de inseguridad bajo la modalidad cuento del tío se produjo cuando una mujer atendió un llamado telefónico y el interlocutor comenzó a intimidarla.

El individuo le dijo a la jubilada que tenían secuestrado a su hijo y que si no pagaba un millón de pesos lo iban a matar.

La mujer creyó todo lo que el estafador le indicó, así que juntó el dinero y lo puso en una bolsa, para instantes después dárselo a un desconocido que se presentó en la vereda del domicilio.

Todo ocurrió en la calle Sarmiento al 600, y ni bien se fue el encargado de cobrar el rescate, la mujer llamó a su hijo para saber si había sido liberado por la banda de secuestradores.

Cuando logró comunicarse la jubilada cayó en la cuenta del engaño y llamó al servicio de emergencia 911 para radicar la denuncia.

TE PUEDE INTERESAR