Judiciales y Policiales
A 78 días de la desaparición

La búsqueda de Facundo: hallan manchas de sangre en vehículos de la Bonaerense

Las muestras hemáticas serán peritadas. También detectaron señal del celular del joven de 22 años en Bahía Blanca. La madre pide menos burocracia y más resultados

La Policía Federal encontró “posibles manchas de sangre” en dos de los vehículos de la Bonaerense investigados por la desaparición de Facundo Castro en Bahía Blanca.

Los peritajes determinaron que se hallaron los supuestos rastros de sangre en una Toyota Hilux, interno 22.788 y en un auto particular de una de las policías que habría tenido contacto con el joven de 22 años. Esos resultados ahora tendrán que ser cotejados en un análisis de ADN para determinar a quién pertenecen esos rastros.

TE PUEDE INTERESAR

Los posibles rastros en el patrullero fueron hallados sobre el panel de la puerta del conductor, en el volante, en la tapa de la guantera, en el asiento trasero izquierdo y en la caja trasera. Además, se secuestraron muestras de pelo encontradas en el interior del vehículo, junto a una colilla de cigarrillo y una media color azul. En el peritaje no se encontraron huellas dactilares.

Además de ese móvil se secuestró el auto particular de una agente de la policía que dijo que llevó en su auto a Facundo hasta Teniente Origone, el pueblo siguiente camino a Bahía Blanca. Ese auto fue un Chevrolet Corsa Classic. Según precisaron los investigadores, allí también se obtuvieron muestras de rastros de posible sangre en la tapa de la guantera y en el interior del baúl. Asimismo, se secuestraron muestras de pelo y una hebilla metálica para cabello tipo invisible color negro y un plástico color negro, también en el baúl del auto.

“Lo encontrado la verdad es que es algo mínimo y no se sabe si tiene entidad en el laboratorio químico donde se hará bien el análisis”, explicó un detective sobre lo hallado. Los secuestros fueron ordenados por el Juzgado Federal Nº 2 de Bahía Blanca, a cargo de María Gabriela Marrón, y por el el fiscal subrogante de la Fiscalía Federal Nº 1, Santiago Ulpiano Martínez.

En tanto, una pericia detectó señales del teléfono celular de Facundo Astudillo Castro en antenas de la ciudad de Bahía Blanca, según informó hoy su madre, quien aclaró que no cree que su hijo esté allí sino que solo fue captada la señal del móvil, que nunca fue hallado en el marco de la causa por su desaparición, ocurrida el 30 de abril último cuando dejó la localidad bonaerense de Pedro Luro.

"Hoy nos encontramos con el peritaje del teléfono de mi hijo, bah, ni siquiera es un peritaje porque el aparato no ha aparecido, que (indica) que se prenden algunas antenas en Bahía Blanca", contó Cristina Castro, madre de Facundo.

"Yo sigo insistiendo lo mismo: es el teléfono y no mi hijo. Mi hijo sigue sin aparecer", expresó,

La mujer contó que anoche recibió un llamado de una persona de la ciudad de Rauch, que dijo que su hijo estaba en esa zona e, incluso, aportó una dirección.

"Mandamos a la policía y sacaron una foto del chico y no es mi hijo", agregó la madre de Facundo, quien aseguró sentirse "muy cansada" de "la burocracia" y criticó la actuación judicial en el caso.

"No tengo ganas de que me sigan mintiendo y me sigan dando vueltas, quiero saber la verdad y que esto se termine, quiero saber qué hicieron con mi hijo", agregó.

Esta mañana se inició una nueva jornada de rastrillajes, a cargo de 200 efectivos de las distintas fuerzas federales de seguridad que buscan al joven de 22.

En este cuarto día de búsqueda, los operativos se despliegan en la zona conocida como Cabeza de Buey, en el partido de Villarino, cercano al límite con Bahía Blanca, un sector de gran extensión de terreno que da a la costa.

De los procedimientos participan efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA), Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), Gendarmería Nacional y Prefectura Naval.

Ayer, en el marco de una causa por "desaparición forzada" que investiga la Justicia Federal de Bahía Blanca, los operativos se desplegaron sin resultados en proximidades de las localidades de Teniente Origone, Mayor Buratovich e Hilario Ascasubi.

En tanto, comenzaron las audiencias para la ampliación de declaraciones testimoniales incorporadas al expediente, que es llevado a cabo por personal de la Procuraduría de Violencia Institucional (PROCUVIN) del Ministerio Público Fiscal de la Nación desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Entre los testimonios brindados a pedido del fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez, figuran los de las tres personas que habían declarado inicialmente ante la Justicia provincial que habían visto cómo dos policías subían en un patrullero a un muchacho, el pasado 30 de abril en cercanías de Mayor Buratovich.

Para la madre de Astudillo Castro y sus abogados, Facundo tuvo algún problema en la ciudad de Mayor Buratovich con la policía justo antes de desaparecer.

TE PUEDE INTERESAR