Judiciales y Policiales
PARRICIDIO EN LA PROVINCIA

Horror en Bernal: un hombre, asesinado por su propia hija

Un hombre de 70 años fue asesinado a golpes en Bernal Oeste y su hija de 30 años fue detenida acusada de cometer el crimen

Un hombre de 70 años fue asesinado a golpes en su domicilio de la localidad bonaerense de Bernal Oeste, partido de Quilmes, y su hija de 30 años fue detenida acusada de haber cometido el crimen, informaron fuentes policiales.

Si bien trascendió en las últimas horas, el hecho ocurrió el sábado último en una vivienda ubicada en la intersección de la calle Neuquén y el Acceso Sudeste, en el sur del conurbano bonaerense.

TE PUEDE INTERESAR

Allí, efectivos de la Comisaría 10ma. de Quilmes hallaron a Carlos Rubén Montaña fallecido como consecuencia de haber sufrido varios golpes en la cabeza con un elemento contundente.

A partir de las tareas investigativas, se estableció como principal sospechosa del crimen a la hija de la víctima, identificada como María del Carmen Montaña, de 30 años.

Vecinos del hombre asesinado dijeron a la policía que, horas antes, había existido una "fuerte discusión familiar" dentro del domicilio.

La mujer de 30 años fue detenida y trasladada a una dependencia policial de la jurisdicción, a la espera de ser indagada por la fiscal Karina Gallo, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Quilmes.

Además, las fuentes señalaron que se esperan los resultados preliminares de la autopsia del jubilado para determinar con detalle las causas de su deceso.

En un caso de venganza por abuso sexual, asesinaron a un hombre en Florencio Varela

GENDARME ABSUELTO

El Tribunal Oral Criminal 4 de la Capital Federal absolvió al gendarme Diego Rocha por haber matado por la espalda a un joven en el Barrio Rivadavia en el Bajo Flores el 17 de junio del 2020, al considerar que actuó bajo legítima defensa cuando aquel previamente le había disparado varias veces.

Inicialmente el joven había sido procesado por homicidio calificado y fue llevado a juicio oral y público, donde la familia de la víctima a través de la querella pidió la pena de cinco años de prisión por exceso en la legítima defensa, en tanto que el fiscal Eduardo Rosende reclamó la absolución por considerar que actuó bajo la ley.

Para los jueces quedó comprobado que Scalzo “se desplazaba a la carrera, efectuando disparos hacia la posición de Rocha que lo perseguía” habiendo hecho siete detonaciones previo a recibir dos impactos en su espalda.

TE PUEDE INTERESAR