Judiciales y Policiales La Plata Municipios
VECINOS DESPIERTOS

En una casaquinta de Arturo Segui funcionaba aguantadero de banda delictiva

Desarticularon en una casaquinta de Arturo Segui una banda delictiva que robaba autos de alta gama y los alquilaba para cometer entraderas. Hay un policía prófugo

La entrada y salida de distintos autos de alta gama de una casaquinta con muros perimetrales llamó la atención a los vecinos de la localidad de Arturo Segui y llamaron al 911: esa acción fue la clave para desmantelar una banda delictiva, informaron fuentes policiales y judiciales.

Los investigadores policiales descubrieron que en la casaquinta guardaban autos robados, los que se alquilaban y vendían a otras bandas delictivas que cometían entraderas.

TE PUEDE INTERESAR

WhatsApp Video 2024-04-12 at 11.19.08.mp4

El operativo lo coordinó el Gabinete Técnico Operativo (GTO) de la comisaría de Villa Elisa en una pesquisa encabezada por la UFI N° 5 del fiscal Juan Menucci.

En el allanamiento en la casaquinta ubicada en 143 y 419 los policías secuestraron siete autos, carabinas, cartuchos, celulares, inhibidores, insignias policiales, réplicas de armas y títulos de automotor apócrifos.

aaa.jpg

Como consecuencia del operativo, en el que colaboraron policías de varias jurisdicciones, fueron detenidos dos hombres de 27 y 55 años y hay un tercer identificado, integrante de la Policía de la Ciudad.

Los dos detenidos fueron identificados oficialmente como Marcelo Blauyero (55) y Juan Cruz Tomás, de 27 años. Mientras que el prófugo es un Oficial Principal de la Policía de la Ciudad y en la actualidad se encuentra de carpeta psiquiátrica.

Los robos de los autos, entre ellos algunos de la marca Honda Civic, Citroen C4 y BMW, fueron sustraídos en Villa Elisa, Malvinas Argentinas, Florencio Varela, Almirante Brown, Esteban Echeverría y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Truchaban los papeles

Un vocero de la fuerza indicó que la pesquisa pudo determinar que los autos robados eran sometidos a cambios de numeración de motor y chasis y eran vendidos o alquilados a integrantes de bandas delictivas que se dedican a cometer entraderas.

En la investigación los detectives efectuaron seguimientos encubiertos para saber el movimiento de los integrantes de la organización criminal.

TE PUEDE INTERESAR