Judiciales y Policiales
INSÓLITO

En pocos días, una panadería de Los Hornos fue asaltada dos veces por el mismo ladrón

Una panadería de Los Hornos se convirtió en blanco de un ladrón que llevó adelante dos robos en menos de un mes

Una panadería de Los Hornos se convirtió en blanco de un ladrón que llevó adelante dos robos en menos de un mes. Los hechos ocurrieron en el comercio ubicado en 138 y 73, lugar al cual el malhechor ingresó el 1 de febrero y el 20 del mismo mes.

En la primera ocasión, el delincuente asaltó alrededor de las 21 y se llevó toda la plata de la caja registradora ante los gritos y la desesperación de la panadera.

TE PUEDE INTERESAR

La segunda vez fue este martes y casi a la misma hora. Tal como se vio en las imágenes registradas por las cámaras de seguridad, habían pasado 44 minutos de las 20 hs cuando el ladrón ya estaba dentro junto a un cómplice.

Al igual que en la anterior oportunidad, y tras ingresar a una parte privada del local, se robaron dinero en efectivo

Luego de lo sucedido, los vecinos reclaman mayor patrullaje y seguridad ya que este tipo de hechos se reiteran cada vez con más frecuencia.

ssstwitter.com_1708635951994.mp4

POLICÍA SE DEFENDIÓ DE UN ROBO Y MATÓ A DOS DELINCUENTES

Dos ladrones abordaron a un policía en para robarle su motocicleta, el oficial se defendió y sacó su arma reglamentaria, defendiendosé a los tiros. Dos balas alcanzaron a los ladrones, quienes murieron a pocos metros del lugar. Ocurrió en Bernal.

El hecho sucedió ayer cerca de las 19 horas en el cruce del Camino General Manuel Belgrano y calle 855, a dos cuadras de la rotonda de Monteverde, Quilmes Oeste, donde un oficial de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas de la Policía Bonaerense estaba detenido en una esquina a bordo de su moto.

De repente, el hombre, que se encontraba de franco e iba vestido de civil, fue interceptado por ños delincuentes que lo amenazaron para robarle su moto. En consecuencia, el policía se identificó como un miembro de la fuerzas de seguridad y extrajo su arma.

Así, abrió fuego contra los ladrones. Realizó cuatro disparos. Dos de ellos alcanzaron a sus atacantes, quienes se dieron a la fuga heridos.

“Uno llevaba un cuchillo y el otro un arma que resultó ser una réplica”, explicaron las fuentes a este medio. Lo cierto es que uno de los ladrones se bajó de la moto, el que iba de acompañante, lo apuntó con un arma de fuego y le exigió sus pertenencias.

Fue en ese momento que el oficial -que se desempeña en la Comisaría Vecinal 1F de la Policía de la Ciudad y se encontraba de vacaciones- se identificó y repelió el intento de robo a los tiros con su arma reglamentaria Bersa Thunder calibre 9 milímetros.

A raíz del fallecimiento, la carátula de la causa, que inicialmente había sido de “tentativa de robo”, cambió a “homicidio”. En el caso interviene el fiscal Darío Provisionato, de la Unidad Funcional de Instrucción N°1 de Florencio Varela, quien a partir de los primeros elementos de prueba recabados en la investigación consideró que el policía actuó en legítima defensa.

TE PUEDE INTERESAR